•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Al menos dos policías y cuatro civiles resultaron con lesiones durante un enfrentamiento ayer a las 4:00 p.m., en las inmediaciones de la empresa minera B2Gold, en la comunidad El Limón, Malpaisillo, cuando las fuerzas del orden intentaban dispersar a unos 100 pobladores que obstaculizaban la normalidad de las operaciones de dicha empresa.

La inconformidad de los protestantes se originó después que la empresa minera  notificó públicamente que dejaría de subsidiar el servicio de energía eléctrica a más de 8 mil habitantes, tras el racionamiento de 12 horas diarias que desde hace varios días aplica la empresa Disnorte.

El enfrentamiento se produjo cuando la Unidad Especial Antidisturbios de la Policía Nacional procedió a desalojar a los protestantes de la entrada principal de la empresa minera, quienes reaccionaron lanzando piedras y garrotes en contra de los agentes del orden público, que luego de varios minutos controlaron la situación disparando bombas lacrimógenas.

Los gases de dichas bombas afectaron a los vecinos de la empresa minera, cuyas oficinas centrales se ubican en el centro del poblado El Limón.

Juan Enrique Prado, habitante del sector II de la comunidad El Limón, denunció que debido al funcionamiento de las maquinarias en la empresa minera, el servicio de electricidad se ve interrumpido a toda hora del día.

“Tenemos varios días de estar con este problema, la energía se corta por varias horas y estamos a dispensa de la voluntad de la empresa minera”, dijo Prado.

Sistema rebasado
En tanto, Álvaro Ledesma, gerente de asuntos Corporativos de B2Gold, expresó que desde su llegada a Nicaragua la empresa minera ha brindado energía gratuita a más de 8 mil habitantes del Distrito Minero, sin embargo, en los últimos años se ha registrado un incremento de consumo que ya rebasó la capacidad instalada del sistema, resultando en apagones y otras afectaciones.

“La empresa inició una campaña de ahorro energético a lo interno de la operación y de concienciación en la población para hacer uso responsable de este recurso. A la par se está avanzando en un plan integral de ordenamiento energético, juntando esfuerzos con el Gobierno, organismos de cooperación internacional, Alcaldía y actores locales”, comentó Ledesma.

Añadió que la solución contempla la instalación de una red adecuada a las necesidades de la comunidad, que permita recibir energía de calidad en cada hogar y que permita a su vez la sostenibilidad de la comunidad.