•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ante la multitud que este viernes asistió a la celebración del 35 aniversario de las apariciones de la Virgen de Cuapa, el obispo de la Diócesis de Chontales y Río San Juan, monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, hizo un llamado a la paz.

“Debemos asumir ese mensaje de la Virgen de ser hermanos y querernos como tales, también en el hogar, porque si no fomentamos ese mensaje de amor entre nosotros nos estaremos matando con nuestra misma familia, como hemos tenido lamentables casos”, expresó el religioso en alusión a los crímenes que han estremecido al país, como el triple asesinato en el barrio Los Ángeles, de Managua.

Monseñor Sándigo extendió su mensaje a las autoridades y, particularmente, recomendó a la Policía y el Ejército contribuir al fortalecimiento de la estabilidad social.

“El Ejército y la Policía tienen que estar continuamente adoctrinando a sus miembros para que respeten la justicia y no caigan en la tentación en pleitos ilícitos que perturban la paz”, recomendó.

También se dirigió a los medios de comunicación para pedirles “no incitar a la violencia”.   

Resguardo

En la actividad participaron 140 fuerzas policiales, que estuvieron desplegadas sobre la vía que conduce a esa ciudad chontaleña y en el mismo santuario diocesano, según la segunda jefa de la delegación policial de Chontales, comisionada Aydalina López.   

Monseñor Sándigo Jirón dijo que aún están en proceso las investigaciones en el lugar de las apariciones, para que sea elevado a Santuario Nacional.

En el evento participaron más de 10 mil personas de todas partes del país, algunas a pagar promesas y otras a pedirles favores a la Virgen.