Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

MANAGUA / AP

Sedienta de energía, Nicaragua se vuelca al viento en su intento por reducir su dependencia a los hidrocarburos.

En enero, el país comenzará a operar 19 turbinas activadas con viento para generar 40 megavatios de energía. El ministro del ramo, Emilio Rappaccioli, dijo que el proyecto de 90 millones de dólares funcionará a su total capacidad a fines de enero y contribuirá en un 6% en la totalidad de necesidades energéticas del país.

Nicaragua terminó exitosamente con los apagones que dejaban al país sin energía por horas durante varios días, pero el gobierno lucha para costear los elevados precios de los combustibles que llegaron hasta a 147 dólares por barril en meses previos.

Rappaccioli dijo que el nuevo proyecto ahorrará unos nueve millones de dólares en gastos de combustible con los precios actuales. El principal promotor del proyecto es Arctas Capital Group LP, de Houston, Texas, el cual dijo que se encuentra en etapas avanzadas para desarrollar instalaciones que generen otros 40 megavatios en el país.


Avanza “adiós” a hidrocarburos
El viento es parte de los esfuerzos de Nicaragua para reducir su dependencia a las termoeléctricas activadas con hidrocarburos a solo 3% en 2013. El país también ha recurrido al poder geotérmico de los volcanes, a las hidroeléctricas utilizando el caudal de los ríos, y al etanol producido a base de caña de azúcar. Esas otras fuentes generan el 34% de la energía del país.

Ernesto Martínez, Presidente Ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Energía (Enel), dijo recientemente que Rusia financiará y construirá dos plantas geotérmicas en Nicaragua con capacidad para producir 250 megavatios, y el martes, Rappaccioli agregó que Irán, Brasil, y el multimillonario mexicano Carlos Slim, también han expresado su interés en invertir en generadoras que funcionen con recursos renovables.

Casi el 80% del petróleo que Nicaragua consume es proveído con precios preferenciales por Venezuela, cuyo presidente, Hugo Chávez, es un aliado del líder nicaragüense Daniel Ortega.


Más molinos de vientos
Los “molinos de viento” de 126 metros de alto, instalados por Suzlon Energy Ltd. de Pune, India, fueron colocados en la orilla del Lago de Nicaragua, a las sombras de los volcanes gemelos Concepción y Maderas en la Isla de Ometepe, y se han convertido en una atracción turística para muchos.

“Me recuerdan a Don Quijote”, dijo Danilo Gutiérrez, un profesor que condujo desde Managua con su familia para verlos. El canadiense gerente del proyecto, Sean Porter, expresó que funcionarios del gobierno consideran incrementar el parque con otros 19 molinos de viento.