•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La feligresía católica del occidente se desbordó este miércoles por las calles y avenidas de la ciudad de León, rindiendo reverencia a la reliquia de San Juan Pablo Segundo, que fueron recibidas por las distintas comunidades religiosas y autoridades de la Diócesis de León a la 1:00 p.m., en el empalme León-Managua.

La procesión que duró tres horas estuvo antecedida por una serenatas por parte de la Escuela Municipal de Música “José de la Cruz Mena”, y bandas musicales de colegios religiosos, dicha procesión culminó en la patrimonial Basílica Catedral en donde las reliquias estuvieron en exhibición hasta la media noche.

El obispo de la Diócesis de León, monseñor Cesar Bosco Vivas Robelo expresó que la feligresía católica y el pueblo nicaragüense se llenó de regocijo al recibir por segunda vez en León a Juan Pablo, “en esta ocasión vino de visita espiritual a través de la reliquia de primer grado que están siendo exhibidas para veneración de los católicos”, dijo

Vivas destacó que el desborde de la población es un reflejo de que San Juan Pablo II, es recordado con amor y devoción, “todos nos sentimos gozosos de haber conocido en vida a un hombre santo que a través de sus oraciones siempre estuvo pendiente de León y de Nicaragua”, expresó.

Cabe destacar que las calles y avenidas de León permanecieron adornadas con globos, banderines, arreglos florales y mantas con mensajes cristianos que daban la bienvenida a las reliquias del santo. La Catedral fue abarrotada en horas de la tarde por la cantidad de feligreses de todas las comunidades eclesiásticas de León y Chinandega.

La veneración de dichas reliquias culminó después de una solemne eucaristía a las 5:00 p.m., presidida por monseñor Vivas, que se desarrolló en el contorno de la Catedral.