•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El día comenzó más temprano que de costumbre para Josué Salazar y su familia, que emprendieron el viaje desde Catarina, Masaya, hasta la capital para ser parte de las 40 pequeñas y medianas iniciativas “verdes” participantes de la II Feria del Reciclaje.

Carteras hechas a base de bolsas plásticas, papel higiénico reciclado, muebles y adornos fabricados con llantas de autos fueron parte de los productos a base de material reciclado.

“El fin de nosotros es darle un segundo uso a las llantas y que estas no se vuelvan un contaminante ambiental. Se pueden hacer varias cosas: maceteros, adornos colgantes o muebles con este producto. Se recicla y se le da un nuevo uso y también tiene un componente empresarial para nosotros”, comentó Salazar.

Manejo ambiental

Janny Tercero, parte del comité organizador de la feria, explicó que el objetivo del evento no solamente es divulgar los esfuerzos que varias organizaciones realizan como alternativa para mitigar el cambio climático en zonas tan alejadas como Little Corn Island, Bluefields o El Rama, en el Caribe nacional; sino girar la atención a la necesidad de recolectar desechos electrónicos como CPU, discos duros, impresoras o teléfonos para su posterior venta.

“El año pasado cuando la feria se enfocó en la recolección de baterías de autos, el dinero recaudado fue destinado para apoyar a las víctimas del terremoto de abril. Este año los fondos que se logren con la venta de estos desechos electrónicos, se emplearán para impulsar una campaña de educación ambiental en escuelas de primaria”, señaló Tercero.

De acuerdo con Tercero la feria busca también lograr un manejo responsable de este tipo de material, el cual si es tratado adecuadamente, no afecta la salud de las personas.

“En el caso de los desechos electrónicos contienen mercurio y cadmio, que son altamente contaminantes. Si estos no son bien gestionados, se da una intoxicación silenciosa”, destacó Tercero.

Ley establece responsabilidades

Pendiente• Durante la inauguración de la feria María Amanda del Carmen, directora de la Unidad Ambiental del Ministerio de Fomento Industria y Comercio (Mific), destacó que aunque desde julio de 2014 fue aprobada en lo general la Ley Especial de Gestión Integral de Residuos Sólidos Peligrosos y No Peligrosos, aún se requiere que se discuta en lo particular su contenido y reglamentación.

“En esta se incluyó como principio la responsabilidad extendida al fabricante, importadores y distribuidores de productos tienen responsabilidad sobre los mismos impactos ambientales que generan, para lo cual se deben incluir acciones de selección, separación y reducción, así como el uso y la disposición final de los mismos”, señaló Del Carmen.