•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un aproximado de 500 personas que padecen labio leporino y paladar hendido se someterán a cirugías reconstructivas dentro de un plan implementado por la organización de servicios médicos Operación Sonrisa y el Ministerio de Salud (Minsa), informaron los organizadores.

El plan denominado “Nicaragua libre de labio leporino”, que arrancó ayer en cuatro localidades del país, pretende en su primera fase examinar a 1,000 personas, entre niños y adultos.

“Hoy vamos a valorar a alrededor de 1,000 personas entre adultos y niños, y de esos vamos a seleccionar a 500 personas que empezaremos a operar a partir del próximo lunes (18 de mayo)”, dijo a Acan-Efe la presidenta de la junta directiva de Operación Sonrisa, Jaffa Coen.

La megajornada quirúrgica se desarrolla de manera simultánea en el Hospital Alemán Nicaragüense, en Managua; los hospitales San Juan de Dios de Estelí (norte) y de Juigalpa (centro); y el Instituto Nicaragüense Tecnológico (Inatec), en Bilwi, Región Autónoma del Caribe Norte.

Los pacientes están siendo valorados por diferentes especialistas entre cirujanos, anestesiólogos y pediatras, para posteriormente seleccionar a los que serán operados, apuntó Coen.

Aunque el labio leporino es un problema que se presenta en todo el mundo, la incidencia en Nicaragua es un poco más alta, “probablemente por factores ambientales”, apuntó Coen, sin precisar datos estadísticos.

Diagnóstico 

Como parte de la jornada, “también estamos realizando en conjunto con el Minsa un estudio de prevalencia” para determinar qué tanto está afectando esta malformación genética a la población del país centroamericano, señaló.

Nicaragua es el segundo país en el mundo donde se realiza una jornada “tan enorme” después de Filipinas, destacó.

Además de las cirugías, los pacientes también reciben las medicinas de forma gratuita y son hospedados en conjunto con sus familiares en albergues habilitados en las diferentes localidades.

Coen valoró que los costos económicos que implica la jornada “son incalculables” y para cubrirlos cuentan con varios patrocinadores: la Fundación Coen, la empresa distribuidora de fármacos y alimentos Dicegsa, la organización Miss Universo Canadá, entre otros.