•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En un callejón sin salida quedó este viernes Nahum Bravo Gómez presunto autor intelectual y material del triple asesinato ocurrido en el barrio Los Ángeles después que Jairo Josué Ugarte, alias “El Pelón”, confesó ser coautor del crimen.

La confesión deja  en una situación totalmente adversa a Bravo porque, según la versión de Ugarte, él lo buscó para ofrecerle pagar C$ 100,000 por ejecutar a sus parientes Santos Bravo Gómez, Lucía Bravo Murillo y Rosibel Murillo Mejía.

Ugarte al aceptar su culpabilidad  pidió perdón a Dionisio Bravo hermano de Santos Bravo y también a la sociedad por el triple asesinato que conmovió al país.

Ugarte mató de varias estocadas con una navaja a Lucía Bravo, luego le quitó la vida a batazos a Santos Gómez y finalmente a Rosibel Murillo dándole con un tubo en la cabeza; mientras Nahum Bravo los sostenía de los brazos, según la acusación.

Debate de pena

En la audiencia de debate de pena, el fiscal auxiliar, Baltazar Arévalo pidió la pena máxima de 30 años de prisión para Jairo Josúe Ugarte por la coautoría del triple crimen, más cinco años y seis meses por  robo agravado.

Por su parte,  la defensora Pública María José Vanegas solicitó al juez Silva que el asesino confeso  sea sancionado con 20 años de encierro en la cárcel por cada uno de los crímenes cometidos.

La condena será leída a Ugarte el próximo viernes 22 de mayo a las doce del mediodía, según el anuncio hecho ayer por el juez Silva.

Renuncia a jurado

Tras la admisión de hechos por parte de Ugarte, Nahum Bravo sorprendió a los presentes renunciando a ser juzgado por un tribunal de jurado y pidió que sea un juez técnico, quien decida si es o no culpable del triple crimen.

La decisión de Bravo significa que no será necesario convocar a ciudadanos desconocedores del Derecho para que decidan sobre su situación legal.

La admisión de hechos por parte de Ugarte y la solicitud de Bravo significa que será el judicial  quien decidirá si Nahum y los otros tres acusados son o no culpables.

La postura de Bravo le permitiría ir hasta casación a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para apelar de un eventual fallo de culpabilidad en su contra.

La legislación penal establece que en los casos de robo agravado, el otro ilícito imputado Nahum Bravo, corresponde al  juez técnico dictar fallo. Lo mismo aplica para el delito de encubrimiento atribuido a los otros tres implicados: Erick Blandón Largaespada, Ariel Angulo Jarquín y Orquídea Orozco Sandoval, pareja de Nahum Bravo.

Madre rompe el silencio

DESTROZADA• Por primera vez desde que se descubrió el triple crimen, hace 36 días,  Nubia Tórrez madre de Nahum Bravo aceptó hablar ante los periodistas confesando que siente vivir algo irreal.

“Estoy destrozada, me parece que es un sueño (pesadilla) lo que estoy viviendo”, expresó  entre sollozos. Ella negó que la relación entre Nahum y Santos Bravo haya sido tortuosa.

Ella manifestó desconocer lo que motivó a su hijo a asesinar a tres miembros de su parentela, agregando que la única razón podría haber sido una condición de demencia.

“El  (Nahum) no tenía necesidad de robar, ni de matar”, aseguró  Tórrez, agregando que Santos Bravo y su hijo se llevaban “muy bien”. Ella contó que incluso si Nahum no llegaba  a la casa de su padre por varios días, él mismo llegaba a buscarlo.

Consultada por los reporteros sobre qué conversó con su hijo al momento de abrazarlo en la sala de audiencias, Tórrez respondió: “Me dijo que él me ama mucho”.