•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Han transcurrido 58 años desde la primera vez que el noticiero Radio Informaciones salió al aire en las ondas hertzianas y el deseo de familiares y colegas de su fundador Rodolfo Tapia Molina, es que este espacio permanezca en el aire, aún después del fallecimiento de su creador.

“El legado que deja Rodolfo es ese amor que le tuvo a su Radio Informaciones, su dedicación y espero en Dios que permanezca siempre”, externó Zaira Morales, viuda de Tapia Molina.

Tapia Molina, el llamado decano de la radiodifusión nicaragüense, falleció ayer a los 83 años de edad producto de un paro respiratorio, después de que en los últimos días experimentó problemas de salud que lo obligaron --por primera vez en su longeva carrera radial-- a alejarse de su tradicional espacio informativo meridiano, que durante los últimos 30 años fue transmitido en Radio Sandino en punto de la 1:30 p.m.

TRIBUTO

Precisamente esta estación radial y el Teatro Nacional Rubén Darío fueron los lugares donde ayer se dieron cita familiares, amigos, colegas y hasta políticos que llegaron a presentar sus respetos a Tapia Molina.

Guardias de honor, coronas de flores, música trova, cantos revolucionarios, discursos y la viñeta de cobertura con la frase del filósofo español Jaime Balmes: “De la prensa nace el amor y el odio, la paz y la guerra, la luz y las tinieblas, la verdad y el error, el bien y el mal” formaron parte del evento.

“Creo que quienes estamos en radio alguna vez soñamos con laborar en Radio Informaciones y a mí se me hizo por algún tiempo. Yo estuve haciéndole los deportes y siempre recibí un consejo de Tapia Molina para mejorar mi trabajo, todos aprendimos y le debemos mucho a él”, manifestó Luis Padilla, cronista deportivo de la radio.

Por su parte Lázaro Trejos, controlista por 20 años del noticiero, expresó que aún en los días en los que la salud de Tapia Molina había mermado su vinculación al noticiero permaneció intacta.

“Vino a locutar hasta el 8 de mayo pasado, se le veía un poco cansado, su voz afectada, pero siempre estuvo pendiente del noticiero”, recordó Trejos.

El controlista agregó que parte del legado de Tapia Molina en el periodismo estará regido por la dedicación, puntualidad y disciplina.

Mientras que Azucena Sandoval parte del equipo de reporteros del noticiero expresó que el grupo está anuente a dar continuidad y mantener al aire la emisión del espacio.

“La familia nos ha externado su deseo de que el noticiero permanezca al aire y nosotros estamos dispuestos a hacerlo. De hecho esta semana que él estuvo ausente, nosotros estuvimos emitiéndolo porque siempre nos recordaba que teníamos un compromiso”, dijo Sandoval.