•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nueve centros educativos de primaria en la capital son beneficiados con un proyecto de la fundación taiwanesa Asus, que busca reducir la brecha digital entre estudiantes de Nicaragua y otra docena de países de Latinoamérica.

El representante de esta fundación, Thomas Chao, visitó recientemente el país para inaugurar dos nuevos Centros de Aprendizaje Digital. El proyecto, que inició en Nicaragua en 2012, dota de computadoras y programas a escuelas y centros de formación. En tres años, su aporte ha sumado unos 200,000 dólares.

Chao, un hombre de negocios, afable y de hablar pausado, asegura que en un futuro inmediato, la fundación espera incrementar la cantidad de centros beneficiados y extenderse a otras ciudades de Nicaragua.

¿Cuál es el rol de la Fundación Asus como eje de trabajo?
Asus es una de las mayores fabricantes de equipamiento electrónico a nivel mundial. En Taiwán somos la primera o la segunda y desde 2008, como parte de nuestra responsabilidad como gran empresa con la sociedad, hemos creado la Fundación Asus con el firme propósito de lograr la disminución de la brecha digital entre los grupos relativamente de escasos recursos, a través de facilitar implementos tecnológicos.

En un principio, la fundación laboraba con el apoyo de otros socios solamente en China Taiwán, pero desde hace algunos años su papel se ha extendido hacia varios países de América Latina, 13 en total, uno de ellos Nicaragua, en el cual tenemos presencia desde el año 2012.

¿Qué tipo de acciones concretas se han desarrollado en el país?
Hemos establecido varios Centros de Aprendizaje Digital, nueve hasta ahora, los cuales están presentes en colegios de primaria, centros de capacitación así como una universidad.

Estos centros han sido dotados de hardware (computadoras) que permiten a los niños acceder al conocimiento digital, a través del aprendizaje integral, manejo de software (programas). Por ahora solo estamos trabajando en Managua, pero pretendemos que en el futuro sea posible extenderse a otras zonas del país.

El colegio La Verde Sonrisa, Boanerges Aragón, Hogar Zacarías Guerra, Asociación China y el centro de capacitación y la Universidad de Humanidades son solo algunos de los sitios beneficiados.

¿Hay algún requisito que estos centros deben cumplir para poder ser parte de este beneficio?
En primera instancia las escuelas deben tener la posibilidad de destinar un espacio físico para poder ser acondicionado como un Centro de Aprendizaje, también la conexión a internet debe ser posible en esos lugares.

Además de la dotación de computadoras en esas escuelas ¿qué otra medida hace la fundación para apoyar la disminución de la brecha digital? ¿capacitan profesores, por ejemplo, entregan programas especializados?
Sí, nosotros les damos asesoría y la posibilidad de que puedan ser capacitados en áreas específicas, como por ejemplo reparaciones al equipo o planificación de clases, pero también si el centro desea desarrollar algún proyecto específico para mejorar su capacidad puede solicitar el apoyo de la fundación para hacerlo.

Más o menos en los centros creados hasta ahora en Nicaragua hay capacidad para que unos 40 niños estén frente a una computadora, pero en esencia todos los niños que integran ese colegio tienen el derecho de utilizar este espacio de aprendizaje.

Los programas que se emplean en el sistema con que operan las computadoras son los mismos con los que se rigen en el mercado, han sido logrados gratuitamente gracias a una alianza con Microsoft.

¿Qué tipo de actividades tienen pensado desarrollar en el futuro en Nicaragua?
Todavía estamos haciendo esas proyecciones, pero nos gustaría en el futuro la posibilidad de continuar apoyando el desarrollo de los niños mediante la tecnología. Creemos que para este año podríamos crear nuevos centros de aprendizajes.

¿Cuánto es lo que ha destinado Fundación Asus para su intervención en Nicaragua en este lapso de tiempo?
Aproximadamente hemos destinado unos 200,000 dólares para desarrollar los distintos proyectos que tenemos en Nicaragua.

¿Quién es?

Tomás Chao
Representante  para centroamérica de la Fundación Asus de Taiwán

Empresario de origen taiwanés, radicado en Los Ángeles, Estados Unidos, desde 1983. Su giro de negocio es las importaciones y exportaciones, que ha extendido a varios países de América Latina, como Perú, México y Guatemala.

Su rol como representante de la Fundación Asus se comenzó a gestar en el 2012, durante una reunión de embajadores taiwaneses realizada en Guatemala, donde se planteó la posibilidad de extender la cooperación taiwanesa a través del apoyo tecnológico en los países amigos de Taiwán en América Latina.

  • 13 países de América Latina son apoyados por la Fundación Asus en la reducción de su brecha digital, entre ellos Nicaragua.
  • 9 centros de Aprendizaje Digital, desarrollados por la Fundación Asus, funcionan en el país desde 2012