•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al salir de su casa la mañana de ayer, Karen López creyó que iba a regresar a mediodía a más tardar, pero a las 2:30 de la tarde estaba abordando un helicóptero que la trasladó al buque hospital USNS Comfort, de Estados Unidos, que ancló el domingo frente a Puerto Cabezas, en la Región Autónoma del Caribe Norte (RACN) para brindar un total 100 cirugías y alrededor de 900 atenciones diarias en diversas especialidades a pobladores de esa zona del país.

López, de 32 años, llegó a las 6:20 de la mañana al Instituto Politécnico Héroes y Mártires, de Bilwi, para recibir una consulta médica por un problema de cálculos en la vesícula que la aqueja desde septiembre del 2013, pero dos horas después, el personal médico del Comfort --que estaba encargado de revisar y seleccionar a los pacientes para cirugía-- le informó que por la tarde iba a ser trasladada al buque, que estará ahí hasta el 25 de mayo.

“No la pensé dos veces”, dijo López, pues aunque no llegó preparada, rápidamente se coordinó con su cuñada para que esta fuera a su casa, en la comunidad Lamlaya, a unos 20 minutos de Bilwi, y recogiera la ropa necesaria para ambas, ya que cada paciente seleccionado para operación puede viajar con un acompañante y el tiempo de estadía en el buque son tres días: el primero para chequeo prequirúrgico, el segundo para la operación y el tercero para la recuperación.

Desde su comienzo en el 2007, Promesa Continua, que es como denominan a este tipo de misión, ha brindado asistencia médica a cerca de 369,000 personas y ha realizado alrededor de 4,000 cirugías en 15 países de América Latina y el Caribe.

APROVECHA OPORTUNIDAD
López señaló que el pasado 2 de mayo había intentado conseguir un cupo para cirugía, pero que cuando visitó el Hospital Nuevo Amanecer --uno de los puestos en Bilwi que fue dispuesto para realizar las evaluaciones y seleccionar a los pacientes-- le dijeron que ya no había.
Y es que desde hace un mes, la asistencia para dichas valoraciones ha sido masiva porque la delegación del Ministerio de Salud en la RACN estuvo invitando a la población con trabajo de campo y a través de medios televisivos y radiales locales.

Sin embargo, no todos los casos han sido seleccionados. Por tal razón, ayer que López estaba en el Instituto Politécnico Héroes y Mártires, fue valorada por los médicos e inmediatamente incluida en la lista de beneficiados con la operación, la cual, en su caso, está valorada en US$2,000. Se tratará de endoscopía con la cual evitará una cicatriz de hasta 10 centímetros en su abdomen y tendrá un tiempo máximo de recuperación de 8 días. Además, su vesícula no será extraída.

López indicó que no podía desaprovechar esta oportunidad, a pesar que tiene un hijo de un mes de nacido al cual le da el pecho. En estos tres días de ausencia su mamá y una hermana se harán cargo del bebé y mientras tanto ella le pide a Dios que todo salga bien para que regrese a su casa en el tiempo previsto.

CON UNA ESPERANZA
En otra parte del Instituto Politécnico Héroes y Mártires, que ayer estaba lleno de pacientes de todas las edades en busca de un cupo para cirugía, se encontraba Armando Matute, quien llegó con la esperanza de ser seleccionado, pues desea recuperar la fuerza de su mano derecha para volver a dedicarse a la mecánica en bicicletas y motos.

Matute, de 34 años, fue mordido hace 12 años por un coatí, un mamífero comúnmente conocido como pizote, que tenía como mascota en su casa. Contó que un día, tratando de darle de comer, el animal se tornó agresivo y se le abalanzó clavándole los dientes en la parte superior de su brazo, que le afectó dos nervios importantes.

La mordida fue tan grave que tuvo que ser trasladado a Managua, al Hospital Antonio Lenín Fonseca, donde estuvo internado una semana.

Hasta ese día, Matute escribía con la mano derecha y tenía un taller para bicicletas y motos, pero después de dicho evento tuvo que aprender a escribir con su mano izquierda y ahora se gana la vida con una pulpería que tiene en el mercado municipal de Bilwi.

A diferencia de Karen López, ayer fue la primera vez que Matute asistió en busca de un cupo para cirugía, pero no por eso estaba sin esperanzas de ser seleccionado. “Espero que puedan hacer algo con mi mano”, expresó.

Cristina Sears, capitán de navío del Comfort y cirujana uróloga, afirmó que hasta ayer llevaban 45 personas captadas para cirugía y que la mayoría se trataban de hernias, cálculos en la vesícula, histerectomía y problemas oftalmológicos, aparte de 100 casos de labio leporino y paladar hendido que fueron remitidos por el Ministerio de Salud (Minsa) y Operación Sonrisa.

Esfuerzo bilateral

UNIÓN• Representantes del gobierno de Nicaragua y de Estados Unidos que presidieron el acto de inauguración de las atenciones del buque hospital Comfort, coincidieron en que esta misión que involucra a más de 100 médicos estadounidenses y 50 nicaragüenses, es posible gracias a la coordinación de ambos países.

“Esto no es solo una muestra de que venimos a brindar atención médica, (…) sobre todo es una muestra de que siempre estaremos aquí y de que tenemos lazos de amistad con ustedes”, señaló la ministra consejera de la Embajada de Estados Unidos, Martha Youth, quien destacó que el Gobierno de Nicaragua ha apoyado en todos los niveles, desde la Dirección de Migración y Extranjerías hasta el Ministerio de Salud.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Valdrack Jaentschke, indicó por su parte que también se realizarán capacitaciones a personal médico y de enfermería de la zona en temas como salud de la mujer, medicina preventiva e incluso en medicina veterinaria.

Agregó que durante los días que el Comfort esté en Nicaragua también serán rehabilitados el Hospital Nuevo Amanecer y la escuela pública Rigoberto Cabezas.