•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El nuncio apostólico en Nicaragua, Fortunatus Nwachukwu, dijo hoy que el beato y mártir, monseñor Óscar Arnulfo Romero, asesinado en 1980 en El Salvador, es "una figura que representa el interés del pueblo".

"Es una cosa bella tener una figura de referencia, una figura sana, una figura que representa el interés del pueblo. ¿Por qué? La vida humana cuando no tiene orientación se pierde, pero cuando tenemos puntos de orientación, puntos de referencia, se puede caminar, y eso representa monseñor Oscar Arnulfo", dijo el nuncio apostólico, al ser consultado por periodistas en Managua.

El representante del papa Francisco en Nicaragua sostuvo que el beato Romero fue una figura que siempre veló y clamó por el interés del pueblo.

Consideró que Romero, desde su pensamiento y legado, no es una figura solamente de El Salvador, sino para América Latina y para el mundo.

"Hay que destacar de monseñor Oscar Arnulfo, su cercanía a las personas más necesitadas, su valentía aún en medio de amenazas, hasta amenazas de muerte, de su capacidad de quedar aferrado a los valores de Cristo, a favor de los pobres, a favor de los más necesitados", recalcó.

El Gobierno de Nicaragua estuvo representado en la ceremonia de beatificación este sábado, en San Salvador, por el sacerdote y excanciller Miguel D'Escoto Brockmann.

El viernes, el presidente del país, Daniel Ortega, saludó a su homólogo salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, por la beatificación de Romero.

Monseñor Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 en San Salvador cuando oficiaba misa en la capilla de un hospital para enfermos de cáncer.

Dicho crimen se produjo a las puertas de la guerra civil salvadoreña, que dejó unos 75.000 muertos y 8.000 desaparecidos en 12 años (1980-1992).