Leyla Jarquín
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 75% de los nicaragüenses cree que una persona con tatuajes y pelo largo es un delincuente, según la última encuesta de opinión pública de la firma CID Gallup que se llevó a cabo entre el 6 y el 12 de mayo del corriente, con entrevistas a 1,202 personas mayores de 16 años de edad en todo el país. 

En el capítulo sobre seguridad ciudadana, destaca que 3 de cada 4 consultados contestaron afirmativamente a la pregunta de si reconocen a los delincuentes por su aspecto, específicamente por esas dos características. 

Esta es la encuesta de opinión pública número 80 que realiza CID Gallup en Nicaragua, la cual forma parte del Programa de Investigación  de Centroamérica, Panamá y República Dominicana, iniciado en 1977. Los resultados tienen un margen de error de 2.8 puntos y el nivel de confianza es del 95%.  

“Una persona con tatuajes y pelo largo puede ser víctima de estigmatización social, ya que para tres de cada cuatro informantes alguien con este aspecto puede ser un delincuente y esta opinión es generalizada entre las diferentes variables demográficas", indica el análisis de resultados. 

Por otro lado, la encuesta revela que a nivel comunitario se percibe un clima de solidaridad, pues el 53% de las personas afirmó que confía en que sus vecinos intervendrían en su hogar para frustrar un robo. A ello se suma que el 34% respondió que su vivienda está asegurada para impedirlo. 

Además, el 36% dijo que toma medidas para evitar que divisen la clave de su tarjeta mientras hace uso del cajero automático, y el 23% refirió que sí opondría resistencia a un asalto a mano armada. 

Regresan vuelto de más

Otra parte de la encuesta, denominada “La honestidad en la vida cotidiana”, muestra que seis de cada diez nicaragüenses actuarían de forma honesta al recibir más dinero de lo debido en su vuelto, ya que el 59% dijo devolvería el excedente. 

En tanto, un 36% aseveró que nunca le ha pasado, un 3% que no diría nada y se lo quedaría, y un 2% no respondió o indicó que no sabía. 

"Si el entrevistado es mujer y tiene al menos un año de estudios superiores, es más probable que regrese el dinero. Las otras variables demográficas no reflejan variaciones con el comportamiento general", apunta el análisis de los resultados.