•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos de los cinco acusados de planificar y asesinar al oficial del Ejército fueron remitidos a juicio oral y público, mientras que para los otros tres se giró una orden de búsqueda y captura, porque están prófugos.

Quienes fueron enviados a juicio son los rivenses  Jean Carlos Jarquín Pérez, de 19 años,  y  María Margarita Santana Espinoza. El primero fue acusado como coautor del asesinato y crimen organizado,  y Santana como cómplice del primer delito. 

Los prófugos son Alberto Granja Alguera, esposo de Santana, y los costarricenses Ángel Sanarrusia y Mainor José Gutiérrez Rojas, pistolero y “fiscalizador” de que se cumpliera el plan, respectivamente. 

En la audiencia inicial celebrada este miércoles,   el juez de Distrito Penal de Audiencia de Rivas, Alcides Muñoz Alemán, fijo el inicio del juicio para el próximo 7 de septiembre y mantuvo la prisión preventiva para  Jarquín y Santana. 

PRUEBAS 

Para ir a juicio, la Fiscalía presentó testificales, periciales, documentales, informes de inspecciones oculares y hasta un testigo codificado.

Sin embargo el abogado de Jean Carlos, Néstor Orlando Mayorga, dijo que lo que demuestran las pruebas es que  ocurrió un hecho, "que hay una víctima, que hubo visita al restaurante Rancho Pancho y Sport Bar, que se hospedaron en un hotel, pero no vinculan a mi defendido ni en el delito de asesinato ni crimen organizado”.

Por ello, solicitó al juez que no admitiera las pruebas presentadas por la Fiscalía porque no vinculan a su  defendido con el crimen, pero sus argumentos no prosperaron.