Ludwin Loáisiga
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Unión Europea (UE) y América Latina dan los pasos finales para instalar un cable de fibra óptica entre ambas regiones, para mejorar el sistema de telecomunicaciones y disminuir costos.

El anuncio lo hizo ayer el director para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior de la Unión Europea, Christian Lefler, durante una videoconferencia.

El cable submarino de fibra óptica conectará a Fortaleza (Brasil) con la isla de Tenerife (España) y marcaría el primer sistema directo de telecomunicaciones entre ambos continentes.

Lefler se refirió al tema a propósito de la segunda cumbre entre la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se efectuará en Bruselas el próximo 10 y 11 de junio.

El funcionario europeo destacó que ambos bloques representan a mil millones de personas, el 15% de la población, 61 países y casi un tercio del Producto Interno Bruto mundial.

La UE quiere “actualizar” la relación con la Celac, dijo Lefler, quien destacó que para la Unión Europea América Latina es su segundo socio comercial, así como el primer destino de las inversiones y generación de empleos.

“Tenemos una relación de interdependencia”, afirmó.

Empresarios

Por su parte, Andreas Haack, jefe de la Sección Política, Comercio y Prensa, de la delegación de la Unión Europea, indicó que antes de la cumbre entre ambos bloques, el 9 de junio se desarrollará un encuentro entre empresarios.

“Hay un intercambio muy interesante entre empresas europeas y empresas latinoamericanas”, sostuvo.

Precisó que por América Latina viajarán a Bruselas más de 300 empresarios, incluidos nicaragüenses, que sostendrán encuentros con sus homólogos europeos.

“Europa es un socio confiable”, aseguró Haack. Asimismo, insistió en que “el mundo no espera” para que los bloques económicos alcancen acuerdos.

Seguridad

Por otro lado, en la segunda cumbre entre la UE y la Celac se abordarán, entre otros, temas relacionados con la actualidad internacional y los desafíos globales, explicó Lefler.

Haack, en tanto, señaló que abordarán la seguridad desde una perspectiva “de prevención y menos de represión”.

Reconoció que ambos continentes son “relativamente” tranquilos”.

61 jefes de Estado y de gobierno se espera participen en la cita entre la Celac y la Unión Europea.