•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El próximo 17 de junio un sismo de 7.4 grados en la escala abierta de Richter se registrará frente a las costas de Masachapa a las 10:00 de la mañana y provocará daños en la infraestructura, desapariciones y víctimas. 

Este escenario, aunque ficticio, servirá para medir la respuesta de la Defensa Civil del Ejército, Policía, Bomberos, Cruz Roja y Ministerio de Salud ante este tipo de emergencias. Todo formará parte del segundo simulacro nacional organizado por el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).

Guillermo González, codirector del Sinapred, explicó que en las semanas previas al simulacro se estará realizando un “proceso de afinar detalles, planes institucionales, procesos de capacitación de las brigadas”.

La preparación de los planes de acción iniciará por las 50 instituciones miembros del Sinapred, que encabezan la Defensa Civil, los cuerpos de bomberos, la Cruz Roja nicaragüense, la Policía Nacional, entre otros, detalló González.

Ensayos

Un simulacro similar se realizó el 16 de marzo del año pasado, apenas unas semanas antes de que un sismo de 6.2 grados en la escala abierta de Richter (10 de abril, 2014) sacudiera el Pacífico nacional causando daños en municipios como Mateare, Nagarote y desencadenara un enjambre sísmico que afectó por varias semanas la capital causando zozobra entre la población.

En esa ocasión cerca de dos millones de personas participaron, según datos oficiales.

Nicaragua es un país altamente propenso a desastres relacionados con la naturaleza. Entre las amenazas naturales a la que se encuentra expuesto destacan terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, tormentas, huracanes, tornados, inundaciones y deslizamientos de tierra.