•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El volcán San Cristóbal para muchas personas es un atractivo turístico por su belleza natural, pero para pobladores de las comunidades Versalles Arriba, Apastepe, El Pellizco Central y El Disparate, es un dolor de  cabeza cada vez que lanza ceniza, arena y hace explosiones como las de septiembre y diciembre de 2012.

Al igual que el San Cristóbal, el Telica, ubicado en León, mantiene actualmente en alerta y atemorizados a los pobladores de las comunidades cercanas a sus faldas, debido a una serie de explosiones con lanzamiento de ceniza, arena y rocas.  

El 8 de septiembre de ese año es una fecha imborrable para los pobladores de las faldas del San Cristóbal, debido a que las explosiones duraron más de una semana y mataron varias reses. En esa oportunidad muchos pensaron reubicarse en otras zonas, pero no lo hicieron por no dejar sus cultivos.

Carmen López, habitante de la comunidad Versalles, dijo a El Nuevo Diario que “es un problema vivir cerca del volcán San Cristóbal porque está activo. Nos gustaría vivir en un lugar seguro, pero ni modo, no hay opciones hasta ahora”.

Por su parte, María Flores, aseguró que la naturaleza es impredecible, cada vez que cae ceniza y arena peligra la cosecha de granos básicos, y la vida de las personas.

En Versalles Arriba habitan 350 personas, las cuales sufren las embestidas del invierno porque tienen cerca el volcán Casitas, y durante el verano los movimientos del San Cristóbal.

Se encomiendan a Dios
Bonifacio Laínez, habitante de la comarca Piloto carretera Somotillo-El Guasaule expresó que en dependencia de la dirección del viento, esa comunidad es afectada por los materiales que lanza el coloso.

“Para fines turísticos es espectacular ver la salida de ceniza y la arena, pero nuestra seguridad peligrosa porque no sabemos el alcance que podría tener una erupción”, opinó.

“Tengo 28 años de habitar en la comunidad El Piloto, donde tenemos de frente al San Cristóbal. Vivir cerca de un volcán activo crea zozobra porque no se sabe en qué momento puede hacer grandes explosiones, menos mal que el coloso tiene fumarolas y de esa manera se desahoga, de lo contrario no estaría dando este relato”, indicó Ceferina Ruiz.

Protegerse
Pedro Tijerino, poblador de la comunidad El Chonco explicó que un retumbo antecede a una explosión del volcán San Cristóbal, pero conocen las recomendaciones de la Defensa Civil referidas a protegerse la vista, las vías respiratorias, el pelo, tapar el agua y los alimentos.

Rosario Paz, pobladora de la comunidad El Macao, manifestó que cuando cae ceniza y arena el pavimento se oscurece y se ciernen accidentes de tránsito debido a la falta de visibilidad. El Telica en una de sus tantas explosiones de las últimas semanas.

“Antes de dormir rezamos para que Dios nos proteja y no ocurran explosiones. Todos los años el volcán lanza material y muchas veces no sabemos cuánto tiempo durará, porque la naturaleza es impredecible”, comentó.

Celedonio Martínez habita en la Grecia 4, una de las comunidades que resulta más afectadas cuando ruge el San Cristóbal. El poblador conoce las rutas de evacuación, los sitios de albergue y todo lo relacionado al sistema de alerta temprana.

25 comunidades
El mayor Carlos Cáceres Mendoza, jefe de la Defensa Civil en el departamento de Chinandega, aseguró que 25 comunidades ubicadas en el complejo volcánico Chonco-San Cristóbal, están expuestas al peligro de las explosiones del coloso más alto de Nicaragua.

“Los habitantes de esos lugares conocen el sistema de alerta temprana, saben qué hacer cuando el volcán San Cristóbal, arroja materiales, son muchos años de experiencia en esta práctica”, argumentó el oficial.

Vicente Pérez Alvarado, vigila desde una finca cercana desde hace varias décadas el comportamiento del coloso, y en caso de emergencia se comunica de inmediato con el Ineter y con la Defensa Civil.

  • 25 comunidades ubicadas en el complejo volcánico Chonco-San Cristóbal están expuestas al peligro de las explosiones, según la Defensa Civil.

El Telica con explosiones constantes

ACTIVIDAD• El volcán Telica, ubicado en el departamento de León, mantiene desde hace semanas en alerta a los pobladores de las comunidades cercanas a sus faldas, por numerosas explosiones que han arrojado ceniza, arena y rocas incandescentes.

El último informe del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (Sinapred), brindado el viernes pasado a medios oficialistas, indica que en las últimas 24 horas el Telica había hecho 25 explosiones con lanzamiento de cenizas.

Sin embargo, pese al temor que han expresado los pobladores de las laderas del Telica, el Ineter ha insistido en todas las conferencias de prensa que ha brindado, que la actividad del volcán no representa un peligro para llevar a cabo una evacuación de la zona.

El Ineter ha brindado recomendaciones a las comunidades de las zonas cercanas al Telica para que se protejan de los gases y la ceniza que expulsa el volcán, además que deben proteger el agua y los alimentos.

El Ineter también informó que no han registrado sismos en la zona del volcán Telica y llamó a los turistas a no acercarse a menos de 1.5 kilómetros del coloso para evitar daños personales en caso de alguna nueva explosión.