•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La diabetes, que hasta el 2013 estaba afectando a 382 millones de personas en todo el mundo, puede desencadenar complicaciones graves que deterioran paulatinamente la calidad de vida. Sin embargo, un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado garantizan una convivencia “amigable” con esta enfermedad, señaló el doctor Ammar Ibrahim, especialista en el tratamiento de la diabetes y director del Instituto Nacional de Diabetes, Endocrinología y Nutrición (Inden) en República Dominicana.

Ibrahim representó al Inden en el Seminario Regional sobre Diabetes que se realizó en mayo en Punta Cana, en el cual se promovió la investigación clínica sobre esta enfermedad, con el apoyo de la compañía farmacéutica dedicada al cuido de la diabetes, Novo Nordisk.

¿QUÉ TAN GRAVE ES LA INCIDENCIA DE LA DIABETES EN EL MUNDO Y EN NUESTRA REGIÓN PARTICULARMENTE?
La diabetes es una enfermedad metabólica donde el cuerpo no puede utilizar la glucosa de forma adecuada y es la enfermedad que tiene el índice más alto de crecimiento en los últimos años. Se estima que entre el 9% y el 10% de la población mundial tiene diabetes. Por supuesto algunos países tienen más y otros menos, pero ese es el promedio. Y lo más peligroso de ese número es que se estima que el 40% (del total de los casos) no está diagnosticado.

¿CÓMO AFECTA LA DIABETES LA VIDA DE UNA PERSONA?
El peligro de la diabetes cuando no está controlada es que puede no dar síntomas…una persona con diabetes puede tenerla muy alta y no siente nada, por tanto ese aumento de glucosa en la sangre, el cambio brusco de ese nivel, puede afectar todos los órganos. No existe un órgano que esté exento del daño que puede producir, pero los más comunes son el corazón, los vasos sanguíneos, los ojos, los riñones y los pies que pueden terminar amputados, los riñones con daño permanente o insuficiencia renal, los ojos pueden terminar con ceguera y el corazón y los vasos sanguíneos pueden terminar con un infarto, son órganos vitales para la vida y para la calidad de vida. Esos son los efectos a largo plazo, pero a corto plazo puede producir algo que se llama hipoglicemia severa, en donde al azúcar baja en forma brusca, o puede ser un coma diabético o sito acidosis donde aumenta en forma brusca por un tiempo importante, entonces puedes tener daños a corto plazo como daños a largo plazo.

USTEDES HABLAN DE UN TRINOMIO QUE DEBE HABER ENTRE LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA, LOS MÉDICOS Y LOS PACIENTES PARA QUE LA DIABETES PUEDA SER CONTROLADA…
Cuando hablamos de la parte mala de la diabetes, tenemos que hablar de la parte buena. Es decir, es una enfermedad que es tan terrible, con daños tan severos que pueden afectar la vida, pero es una enfermedad muy manejable y muy amigable cuando uno se hace amigo de esa enfermedad, y para ser amigo de esa enfermedad la educación del paciente y sus familiares es un factor esencial, porque los medicamentos solos no pueden tener el control absoluto, el médico solo no puede tener el control absoluto. Por eso ese triángulo es muy importante para poder tener el resultado que se espera. También por eso nosotros hemos dejado de decir que la diabetes es una enfermedad y decimos que es una condición de vida. Entonces tenemos que hacerle entender a las personas que tienen diabetes, que no están enfermas, sino que tienen una condición de vida (y que) si llevan una vida sana, toman los medicamentos y reciben la asesoría médica pueden vivir normal como cualquier otra persona.

¿CUÁL ES EL PRINCIPAL OBSTÁCULO QUE HAY PARA QUE ESTO SEA POSIBLE?
Algo paradójico es la falta de educación y la falta de conocimiento, y esa es la importancia de ustedes como medios de comunicación para difundir toda esta información, porque ustedes tienen el poder de llevar la información al público, no importa su nivel o su distancia, que es diferente en el caso de los médicos y la industria farmacéutica.

¿QUÉ TANTO ESTÁN INFLUYENDO LOS HÁBITOS ALIMENTICIOS EN LA ALTA INCIDENCIA DE LA DIABETES?
Es la causa y resultado, porque la mala alimentación puede producir diabetes, pero el que tiene diabetes debe tener buena alimentación, porque si tiene mala alimentación va a tener complicaciones muy pronto. Por eso la alimentación es fundamental para prevenir la diabetes y para el mejor tratamiento de la diabetes, entonces para los que no tienen diabetes la alimentación es algo esencial para que no lleguen a ser diabéticos y para los que son diabéticos la alimentación es esencial para que no tengan complicaciones.

¿QUÉ IMPLICA ESO PARA LA SOCIEDAD, QUE HAYA TANTAS PERSONAS CON DIABETES?
Tiene implicaciones graves desde cualquier aspecto, por la cantidad de personas, por las complicaciones que pueden tener, por el costo que puede tener su tratamiento, por el cambio de estilo de vida de forma negativa…porque una persona de 50 años, que debe ser una persona muy activa social y económicamente, y le amputan una pierna como complicación de la diabetes, en la mayoría de los países --principalmente nuestros países en vías de desarrollo de recursos limitados-- esa persona es discapacitada, ya es una persona de peso muy fuerte para su familia y para la sociedad; una persona que termina ciega a la edad de 60 años ya es una carga pesada para el Estado, para la familia, para la sociedad, eso tenemos que evitarlo.

¿CUÁL DEBE SER LA ACTITUD DE UNA PERSONA CUANDO LE INFORMAN QUE TIENE DIABETES?
La sicología de las personas con diabetes es un poco compleja, pero el denominador común es el rechazo y negación porque dicen: “Yo no siento nada, yo no estoy enfermo”. Por eso en cualquier instituto o cualquier hospital que maneja personas con diabetes el departamento de sicología, el departamento de siquiatría son departamentos esenciales, porque tienen que hacer que las personas acepten su condición y sean parte muy activa para mejorar esa condición. Esa fase de negación a veces es corta, pero a veces es muy larga, porque dura varios años, y cuando el paciente la acepta ya hay complicaciones graves que no podemos mejorar.

¿QUIÉN ES?

Dr. Ammar Ibrahim

PROFESIÓN: Médico cirujano.

Profesor titular de la Universidad Iberoamericana (Unibe). Miembro de la Federación Internacional de Diabetes (IDF)
Presidente electo de la federación Internacional de Diabetes para la región de Centroamérica y Suramérica (2015-2017).

Sub-especialidad en pie diabético con actualizaciones en la Universidad de Harvard y en la Universidad de California.
Doctorado en Diabetología y Nutrición en la Universidad Iberoamericana.