•  |
  •  |

Un ambiente de consternación recorre el valle de Santa Cruz, seis kilómetros al este de Jalapa, Nueva Segovia, tras conocerse del asesinato de una familia campesina radicado en la comunidad de Santa María de Dota, Costa Rica.

La noticia que ha alterado la vida apacible de los habitantes, tomó de sorpresa a los pobladores de Santa Cruz el pasado sábado cuando participaban de los festejos del Día de la Madre.

Las víctimas del asesinato múltiple son  Ramón Suárez Espinoza; su esposa María Haydée Miranda y los niños Abraham Suárez Miranda, de 11 años y la niña Elena María Suárez Espinoza.

Mientras en la comunidad jalapeña se desconoce si la familia asesinada será o no repatriada, en Santa de Dota, el Organismo de Investigación Judicial, OIJ siguió trabajando el domingo en esclarecimiento del cuádruple crimen.

Investigado por violación
Las investigaciones de la OIJ en conjunto con la Fuerza Pública se extendían a los cantones aledaños (comarcas) sin que hasta el momento haya indicios sobre el paradero del o los asesinos.

Las autoridades ticas reportaron que Ramón Suárez Espinoza, tenía una causa como sospechoso del delito de violación. El Ministerio Público confirmó que el hombre era investigado por la Fiscalía de Tarrazú por un caso de violación, según consta en el expediente 14-000147-567-PE. Mientras tanto, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) mantuvo total silencio sobre este cuádruple homicidio. Los agentes no quisieron ahondar sobre un posible nexo de ese caso con los asesinatos.

Escena del crímen
Carlos Hidalgo, vocero de prensa del Ministerio de Seguridad Pública, dijo que los  cadáveres de Ramón Suárez y María Haydée Miranda estaban distanciados uno del otro por unos 15 metros y los separaba la quebrada Bandera. Ambos tenían heridas de arma blanca. La mujer estaba semidesnuda, y el hombre, cubierto con hojas de chagüite.

La casa donde ocurrieron los hechos está en una finca propiedad de Julio Fallas Chavarría y mide 11,000 metros cuadrados. Se ubica a cinco kilómetros del centro de Santa María, agregó Hidalgo.

Los hermanitos Abraham y Elena María Suárez Miranda, fueron vistos con vida por última vez el pasado miércoles, refirieron maestros de la Escuela República de Bolivia en Santa María, cantón de Dota, San José, donde los menores cursaban segundo y tercer  grado.

La noticia fue conocida el Día de las Madres en el valle de Santa Cruz, al este de Jalapa, Nueva Segovia, de donde era originaria la familia que conforman Ramón Suárez, su esposa y sus dos hijos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus