•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Familiares y amigos del joven diplomático Rodrigo Enrique Campbell Álvarez, quien falleció en un accidente en Taiwán, esperan en los próximos días que su cuerpo llegue a Nicaragua para rendirle honores póstumos y participar en los actos fúnebres.

Campbell Álvarez, quien en un momento trabajó promoviendo las exportaciones nicaragüenses hacia el país asiático, se desempeñaba como Agregado Comercial con funciones consulares de la Embajada de Nicaragua en Taiwán al momento su deceso.

El joven de 30 años de edad además de dominar el inglés y el español, aprendió mandarín y estudio Comercio Internacional en ese país asiático en donde radicaba desde hace 10 años.

Personas allegadas a la familia Campbell Álvarez describen a Rodrigo como un joven destacado sin temor a las barreras de la geografía y el idioma.

“Solo pudo darnos alegrías, una tras otra. No era posible conocerlo sin quererlo intensamente y sin sentir que era de un corazón especial”, comentó un miembro de su familia.

El joven diplomático, según fuentes familiares, contemplaba regresar a Nicaragua para seguir poniendo su talento al servicio de su país.

En las redes sociales abundan muestras de pesar por el fallecimiento del joven miembro del servicio exterior nicaragüense.

“Agradezco los 30 años de felicidad... Dios mío, universo dame fuerza a mi amado compañero y a toda la familia para seguir en esto sin sentido... A sus hermanos, mis hermanos, sus abuelas... Sus tíos, tías... Mis amigos... Sus amigos ¿Quién podía no quererlo después de conocerlo...? Paz y fuerza por favor... es lo que pido,” escribió su madre, María José Álvarez, en su muro de Facebook.