•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Mientras en el campo se está produciendo más leche de la que demanda la industria y se están pagando bajos precios a los productores, el programa del vaso de leche escolar aún sigue sin echarse a andar, criticaron representantes del sector ganadero y de cooperativas del sector lácteo de Nicaragua.

Precisamente al celebrarse hoy el Día Internacional del Niño y la Niña y Día Mundial de la Leche, la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic) pidió al Gobierno que se agilice ese programa, que además de estimular el consumo de leche en la niñez, vendría a favorecer a los productores del país.

Salvador Castillo, presidente de Faganic, dijo que es contradictorio que el país esté produciendo más leche y los niños no la estén consumiendo.

“Es un problema que tenemos que abordarlo todos los que estamos en la cadena de valor (de la leche), nosotros los productores, la industria de la leche y el mismo país (gobierno)”, declaró Castillo.

En la Ley

El programa del vaso de leche escolar está normado por la Ley 688 (Ley de Fomento al Sector Lácteo y del Vaso de Leche Escolar), que entró en vigencia en 2009, pero los ganaderos lamentan que hasta la fecha ese programa no se esté llevando a cabo y el consumo de leche del país sea el más bajo de la región centroamericana.

 “Precisamente en este momento que tenemos una mayor oferta de leche de la que la industria tiene capacidad de acopiar, hay que abrir esos mercados para que los productores garanticen la comercialización de su producto”, manifestó Marcos Rodríguez, presidente de la cooperativa láctea Nicacentro.