Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque el número de crímenes violentos contra mujeres ha ido disminuyendo, la cantidad de féminas a las que intentaron matar es casi igual a la de las que no lograron salvarse, revela el informe de los primeros cinco meses de este año dado a conocer por la organización no gubernamental Católicas por el Derecho a Decidir (CDD).

25 mujeres han sido ultimadas en el país y dos en el exterior en lo que va de 2015; en tanto que en el mismo período de 2014 se contabilizan 32 y 4, respectivamente, y 36 y 1 en 2013, lo que demuestra que las muertes violentas de féminas están a la baja. Sin embargo, en lo que va de este año se han contabilizado 23 femicidios frustrados.

Cabe destacar que el informe de las CDD revela que Managua encabeza la lista de departamentos con más mujeres ultimadas: 9 de los 25 casos, entre estos se incluyen los asesinatos de Leticia Bravo y su madre, Rosibel Murillo, quienes fallecieron en abril por manos de su medio hermano e hijastro, respectivamente.

Las autoridades gubernamentales atribuyen la baja en la violencia contra la mujer al trabajo preventivo desde las comunidades y la política de cara a este fenómeno.

LISTA “NEGRA”
Le siguen en la lista los departamentos de Jinotega, la Región Autónoma del Caribe Norte y Caribe Sur con 3 casos cada uno; y Matagalpa, Estelí, Chinandega y Chontales con dos cada uno.

Managua también encabeza la lista de ciudades en las que han ocurrido más femicidios frustrados con 14 casos, seguida de Río San Juan con 2. En tanto, Carazo, Rivas, Granada, Chontales, Jinotega y Caribe Norte y Sur tienen un caso cada uno.

Los departamentos en los que no han asesinado a mujeres en lo que va del año son: Nueva Segovia, Madriz, León, Boaco, Masaya, Granada, Rivas, Carazo y Río San Juan, agrega el informe CDD que cita como fuente de su información los tres principales medios de comunicación escrita de Nicaragua.