•  |
  •  |
  • Edición Impresa

En los últimos cinco años los pobladores del territorio rama-kriol han sido testigos del avance de la frontera agrícola y del tráfico de tierras en la Reserva Biológica Indio Maíz, en el sureste del país, y aunque han denunciado la situación ante las autoridades competentes no han recibido respuesta. Mientras, cada vez llegan más colonos, advierten.  

Dicha problemática fue denunciada por diversas organizaciones ambientalistas que ayer lanzaron la campaña “Por la defensa y conservación de la Reserva Biológica Indio Maíz”, con la cual buscan que el Gobierno apruebe y aplique un plan de manejo de la reserva y reactive la presencia en la zona del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) y del Batallón Ecológico del Ejército de Nicaragua.

Rupert Allen Clair, segundo vocal de la junta directiva del territorio rama-kriol, señaló que el punto específico de acceso está entre el río Indio y el río Maíz, y que cuando detectaron la invasión se trataba de uno o dos grupos al año, pero que ahora entran entre 15 y 20 al año, principalmente familias que buscan asentarse ahí.  

Por otros puntos
“También entran traficantes de tierra que parcelean, buscan compradores y venden, o que llegan, despalan, parcelean, buscan compradores y venden, y hay otros que solo entran para sacar los recursos naturales como madera, chanchos de monte, tigres, lagartos y loras”, dijo Allen Clair.

El líder refirió que gracias a coordinaciones con la Policía, el Ejército de Nicaragua y las alcaldías de San Juan de Nicaragua y El Castillo, en el 2011 lograron que el Batallón Ecológico entrara para desalojar a los colonos, pero desde esa vez no han vuelto a hacer presencia y la invasión se ha agudizado.

Accesos
Sin embargo, este punto de acceso ubicado en el territorio rama-kriol es solo uno de los nueve que se han identificado y por los cuales, a diario entran entre 10 y 20 familias, alertó Amaru Ruiz, presidente de la Fundación del Río, que es una de las organizaciones que impulsa esta campaña.

Según Ruiz, hasta el momento no se conoce cuánta área de la Reserva Biológica Indio Maíz ha sido afectada, pues de acuerdo a la legislación en la materia el acceso a esas áreas  es restringido y ese tipo de investigaciones están en manos de instituciones competentes como el Marena.

La Reserva Biológica Indio Maíz fue creada en 1990 y tiene una extensión de 2,639.8 kilómetros cuadrados. Abarca parte de los municipios de San Juan de Nicaragua, Bluefields y El Castillo, y es parte de la Reserva de Biosfera río San Juan.