•  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La procuradora Especial de la Niñez y la Adolescencia de Nicaragua, Martha Toruño, demandó una penalización específica para los padres que explotan a los niños en los semáforos.

La demanda la hizo a propósito del Día Internacional del Niño, que se celebra el 1 de junio, y de la presencia de menores de edad en los semáforos, intentando diversas maneras de obtener un córdoba de los conductores que esperan el cambio de luz.

“Los padres y las madres están cerca de ahí, sentados, controlando quién les dio dinero a los niños para quitárselo, esa explotación debería estar penalizada independientemente de que seamos un país pobre”, aseguró Toruño.

La recientemente aprobada Ley contra la Trata de Personas castiga este delito hasta con 20 años de cárcel y fuertes multas económicas cuando la víctima es menor de edad.

Abuso
Sin embargo, Toruño insistió en la necesidad de hacer una sanción específica, para que los menores no sigan siendo víctimas de este tipo de abuso.

“Los niños no deben ir a trabajar para mantener a los adultos, eso es absurdo”, reiteró.

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Asuntos de la Mujer, Juventud, Niñez y Familia de la Asamblea Nacional, Martha Marina González, dijo que el reto continúa siendo apegarse al Código de la Niñez y la Adolescencia, que garantiza la protección y cuido integral de los menores.

Actualmente no se conoce cuántos menores de edad trabajan en los semáforos, especialmente de Managua. Los últimos datos publicados por el Ministerio de la Familia son de 2008, cuando se calculó en 25 mil la cantidad de menores en las calles, de los cuales más de 14 mil habían sido rescatados.