•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un lluvia intensa que se extendió por más de dos horas inundó hoy la capital de Nicaragua, Managua, incluyendo la casa del presidente Daniel Ortega.

"No ha habido un solo lugar en Managua donde no nos hayamos inundado, incluyendo aquí, la casa nuestra", dijo la primera dama y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

Daños

El fuerte aguacero, ocurrido en horas de la madrugada, dejó más de 2.000 viviendas anegadas en 60 barrios de la ciudad, según las autoridades.

El Gobierno de Nicaragua no ha reportado víctimas.

La mayoría de cauces de aguas pluviales colapsaron, provocando inundaciones de hasta dos metros de altura, informó el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno.

Centros turísticos del norte de la ciudad, como el Paseo Xolotlán y la Plaza La Fe, estuvieron hasta un metro y medio por debajo del agua tras el aguacero, según el funcionario.

La lluvia también destapó alcantarillas, derribó muros, removió adoquines, y abrió zanjas por toda la ciudad, detalló Moreno.

"Toda Managua está colapsada, nos sorprendió que muchos de los barrios tuvieran los accesos totalmente inundados", resaltó el funcionario.

El agua arrastró al menos cuatro vehículos al norte de la capital.

"En una ciudad como Managua, que ha crecido caóticamente, estas lluvias fuertes siempre representan calamidades", sostuvo la primera dama.

Desde el 72

Desde el terremoto que devastó la ciudad en diciembre de 1972, Managua tiene obstruido parte de su sistema de alcantarillado, no tiene un centro definido, y su crecimiento fue desordenado.

La capital nicaragüense tiene una población de 1,4 millones de personas, según datos oficiales.

La época húmeda del año en Nicaragua va de mayo a noviembre.