Leyla Jarquín
  •  |
  •  |

El zika, un tercer virus transmitido por el mosquito Aedes aegypti, que prolifera en la época lluviosa y también es vector de los virus del dengue y el chikungunya, podría llegar a Centroamérica, por lo que el Ministerio de Salud (Minsa) ya se encuentra realizando acciones preventivas, informaron autoridades de dicha entidad.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió una alerta epidemiológica de infección de este nuevo virus desde el pasado 7 de mayo, mientras que países vecinos como Honduras, El Salvador y Panamá mantienen alertas epidemiológicas ante su posible llegada.
En un comunicado oficial, la OPS señaló que “dada la presencia del mosquito transmisor de la enfermedad en la región de las Américas y ante la gran movilidad de personas dentro y fuera de la región, existen las condiciones apropiadas para la diseminación del virus zika en las Américas”.

Sin embargo, hasta el momento el único país que reporta casos del virus zika es Brasil, según declaraciones que dio a medios oficiales la directora de Prevención de Enfermedades del Minsa, doctora Martha Reyes, quien refirió que los síntomas son similares a los del dengue y el chikungunya.

¿Qué provoca?
De acuerdo con información de la OPS, entre esos síntomas están la fiebre, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, cansancio y erupciones cutáneas, los cuales, generalmente, aparecen después de un período de incubación de entre tres y doce días. La infección puede ser asintomática o con síntomas que duran entre cuatro y siete días.

Reyes señaló que las acciones para prevenir la manifestación del zika están dirigidas a destruir los criaderos del mosquito Aedes aegypti, el cual se reproduce fácilmente en acumulaciones de agua. “En este momento solo estamos con la alerta en relación con la información de la presencia de este virus en otros países”, aseguró.

También destacó que ante la alerta emitida por la OPS, el Minsa intensifica el control vectorial, la vigilancia epidemiológica del comportamiento de las enfermedades y la vigilancia de laboratorio.

“Lo importante es que sí estamos preparados para la atención en las unidades de salud, para responder a cualquiera de estas manifestaciones. Es importante evitar la presencia del vector que es el mismo transmisor. Si nosotros incidimos en la eliminación de criaderos, incidimos en la presencia del zancudo, por lo tanto aunque ingrese una persona (enferma) no se va a poder transmitir”, expresó Reyes.