•  |
  •  |
  • END

La lucha contra el abigeato será parte del plan operativo de la Policía Nacional en 2008, según lo acordaron ayer la primera comisionada Aminta Granera, el ministro Agropecuario y Forestal, Ariel Bucardo, y representantes del sector ganadero en el país.

“Hemos estado discutiendo la mañana de hoy (ayer) con las distintas organizaciones que forman el Consejo de Ganadería, sobre cómo mejorar los niveles de seguridad en el campo y los problemas que tienen que ver con el abigeato. Nos hemos comprometido a que en el plan operativo de la Policía en 2008, la lucha contra el abigeato será una de nuestras prioridades”, dijo Granera.

Se acordó también elaborar un plan nacional integral, el que tendrá distintos componentes, muchos de ellos meramente policiales. Otros los están consensuando con los productores, porque se debe definir la identificación única del ganado, y darle un trato amable, como le llaman, al ganado, con los mecanismos de control que se requieren para evitar el abigeato.


Una comisión más pequeña
Además, crearán una comisión más pequeña, operativa, que pueda proponer en una segunda reunión, cuáles serían los puntos más adecuados para el control en el ganado en movimiento, la conjugación del permiso, la carta de venta y el fierro, y definir los problemas que se van a resolver con algunos alcaldes.

“Creo que si nosotros llegamos a armonizar el control en movimiento, la mayor presencia policial en las fincas, la identificación de personas potencialmente delictivas a través del trabajo de inteligencia, y una mejor disposición para responder a las denuncias de los productores, creo que tendremos un buen plan nacional contra el abigeato, y vamos a tener excelentes resultados”, aseguró Granera.

Para la presencia policial en las fincas ganaderas realizarán un incremento de la Policía Voluntaria, aunque no se ha precisado la cantidad de personas que se van a capacitar para ello. La capacidad de la Academia es de unas 500 personas por mes.


Consensuarán medidas
Granera agregó que van a “consensuar una serie de medidas que lleven a proponer en el mediano plazo, una reforma a la legislación actual en relación con el robo de ganado, para actualizarla, y agilizar muchos trámites sin perder o correr el riesgo de que esta agilización de los trámites administrativos faciliten el delito de abigeato”.

Este año, el abigeato experimentó un incremento del uno por cierto respecto del año pasado.

Por su parte, el ministro Agropecuario Forestal, Ariel Bucardo, señaló que se debe destacar también la disposición de los productores ganaderos, a aportar no sólo para denunciar e informar los robos, sino para aportar recursos económicos que contribuyan a que la Policía incremente su capacidad operativa en el sector rural.

“Todo lo que esté a nuestra disposición en las instituciones del gobierno, lo usaremos para apoyar a las asociaciones y a la Policía, de modo que sea efectiva la movilización, la alimentación, y el esfuerzo que en conjunto hagamos con los productores, para dar seguridad y garantía también a la Policía, y que su plan de inteligencia sea efectivo”, expresó.

Abigeato y contrabando
Luego recordó Bucardo que “el tráfico no sólo se da en el interior del país, sino que se da en la frontera, que se va ganado a Honduras, o sea, que roban ganado para sacarlo del país”.

Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua, Enrique Lara Aburto, admitió que están dispuestos a cooperar, para que la prevención del delito se de, tanto en el campo como en la ciudad.

“Ahorita el abigeato, es cierto, ha tenido un repunte, porque tenemos en Nicaragua unos precios grandísimos por el ganado, ahorita estamos arriba de 44.50 córdobas por kilo de canal caliente en los mataderos”, sostuvo.

Después reconoció que tienen “debilidades con las alcaldías de comarcas, donde legalizan el ganado que viene en forma ilegal, dan cartas de venta, ponen las guías únicas que existe en el país, y ese ganado la Policía lo revisa, lo chequea y de hecho lo da por legal. Por eso hemos dicho que queremos un registro único de fierro”.

En Nicaragua, la mayor población ganadera está concentrada en los departamentos de Boaco, Matagalpa, Estelí, Chontales y León, pero todas esas zonas están fuertemente castigadas por el abigeato.