•  |
  •  |
  • END

Aunque las bombas caen a miles de millas lejos de Nicaragua, su estruendo y las imágenes de la destrucción de allá se oyen y se ven aquí. Causan horror y espanto, y voces del mundo árabe, y palestinos en Nicaragua, condenan el uso de la fuerza israelí en la franja de Gaza y lo consideran --en una muestra de horror extremo que sólo la guerra puede ocasionar-- una versión sionista y moderna del holocausto.

Fahmi M. Hassan, Presidente del Centro Cultural Nicaragüense Islámico, califica el ataque del Ejército de Israel como una agresión “sin precedentes en la historia moderna de Gaza”.

“Es algo que se consideraba impensable en pleno siglo XXI, pero en la mente de los militares y políticos de Israel parece siempre una actitud constante”, dice.

Israel como EU
Según Hassan, los ataques contra Gaza son sólo comparados en horror y estupefacción con la invasión de Estados Unidos a Irak en 2003. “En ambos casos hay muchas mentiras, sin motivos reales, crímenes de lesa humanidad que el mundo debe exigir que se paguen”, dijo, y señaló que el gobierno de Israel comete errores que el mundo condenó en su momento.

“A ellos los querían destruir como pueblo, como raza, ellos ahora quieren destruir a otro pueblo, a otras razas, pero no lo lograrán”, expresó, para enseguida calificar la ofensiva militar como “el sello final de la obra de Bush”.

Llanto por la tierra arrasada
Mazen Toman Alkhuffash tiene 21 años de ser nicaragüense. Nació en Náblusa, un pueblo al norte de Cisjordania, y no volvió a ver su tierra desde que en 1967 Israel ocupó esos territorios.

Se fue con su familia a Kuwait y de ahí vino a dar a Nicaragua, y el resto de sus familiares al mundo. Es traductor de profesión y comerciante de oficio. Con él, ahora hay tres generaciones de palestinos-nicaragüenses en el país, y como originario de allá, no tiene más palabras que las de condena contra el accionar israelí.

No se considera racista ni odia a los judíos, pero condena a los sionistas que mandan a atacar su patria, y a los que apoyan esa política de confrontación, que él califica de “política de exterminio”.

¿Terroristas o héroes?
“Llaman terroristas a los militantes de Hamas que se resisten al exterminio, que buscan la liberación de sus territorios, pero eso no es más que el sagrado derecho a la defensa y a la resistencia que hasta lo reconoce las Naciones Unidas, nadie que defiende su libertad en su propia tierra puede ser llamado terrorista, sobre todo cuando lucha contra fuerzas extranjeras, o ¿eran terroristas los patriotas americanos cuando luchaban contra los ingleses por su liberación?”, reflexiona.

Dice que a su juicio, el mundo ha sido históricamente muy tímido en sus reacciones ante los abusos de Israel, debido al respaldo de Estados Unidos. Él dice que su pueblo agradece el respaldo del mundo que los apoya, y entre ellos al presidente Daniel Ortega, quien condenó la “agresión criminal” de Israel a Gaza, y demandó un cese el fuego inmediato.

Esperanza de paz en Obama
En Nicaragua, el embajador de Palestina, Walid Ibrahim Muaqqar, condenó los ataques de Israel en la provincia de la franja de Gaza y el uso de armas de fuego por las fuerzas de ocupación israelí en los alrededores de la ciudad de Ramalláh, en Cisjordania
Según el diplomático palestino, el gobierno de Israel no tiene pretextos para atacar la franja de Gaza o a los palestinos en Cisjordania desde la ocupación en 1967, a pesar de los múltiples acuerdos de paz, como el de Oslo, Cairo y muchos más.

“El pretexto de Israel son los misiles de Hamas contra civiles en los territorios ocupados que han matado a dos personas, pero nada justifica una masacre como ésta, lo que pasa es que hay una agenda electoral en enero en Israel y ellos buscan atraer votos matando a los civiles palestinos, porque eso les hace ganar votos”, indicó el diplomático.

Piden condenas
Para él, no hay comparación entre la proporción de los argumentos judíos, y los hechos de la reacción israelí.

“Israel es una potencia militar, con armas nucleares, no hay comparación con las armas de Hamas, Gaza no amenaza la seguridad nacional de Israel, en ese sentido, ese genocidio debe ser condenado internacionalmente, deben ser juzgados los gobernantes de Israel, como lo fueron los militares de Serbia y Ruanda”, clamó.

El diplomático reconoce como cifras oficiales la muerte de 345 personas y heridas a más de 1,600.

Pero, ¿qué hay más allá de las expresiones de repudio y condena? ¿Qué esperanzas hay de un cese de la violencia en esa zona? El embajador palestino ve al norte con esperanza.

Esperanzas en Obama
“Hay esperanzas en Barack Obama, cuando dijo que el cambio sí es posible, y esperamos que ese cambio sea incluso posible en la política americana en el mundo, y principalmente en Palestina, donde Estados Unidos debe respetar y hacer respetar la ley internacional”, manifestó.

“Debe decirle a Israel que ya basta con la guerra, y que deje de destruir Palestina, entonces la esperanza es que Estados Unidos no siga apoyando a Israel y así el mundo apoye la paz en nuestro territorio, esperamos que ese sea el futuro...”, expresó Alkhuffash, quien agradeció el gesto de respaldo de Nicaragua y la condena del presidente Daniel Ortega a las acciones de Israel.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus