Fermín López
  •   PUERTO CABEZAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Varias personas de las comunidades de Maniwasla, Nawabum y Traslaya se apostaron a la altura del kilómetro 41 y 53 de la carretera a Puerto Cabezas para ejercer presión ante el gobierno, ya que sus viviendas no han sido reconstruidas a raíz del paso devastador del huracán Félix.

El fenómeno azotó la RAAN en septiembre del 2007 y provocó la muerte de 236 personas, la destrucción de 20,452 viviendas y 134 albergues. Una pérdida que en cifras asciende a 13, 395 millones de córdobas, equivalentes a 717 millones de dólares, según cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, adscrita a la ONU.

Los indígenas demandan recursos básicos como comida, semillas, plantones de coco, que son muy demandados en el negocio regional, así como el desalojo de mestizos y colonos que han llegado a ocupar sus tierras.

Según uno de los dirigentes de la protesta, la Ley 445 establece que los proyectos financiados por el gobierno, como el programa social Hambre Cero, deben beneficiar a los indígenas locales.

Sin embargo, y de acuerdo a los protestantes, hasta ahora la ayuda proveniente del extranjero ha estado supuestamente condicionada por el partido sandinista.  

Martín Ram, conocido como “Comandate Tigre” y quien lidera los tranques que iniciaron el domingo, advierte que no quieren la intervención policial y que si el gobierno no se pronuncia tomarán medidas drásticas al respecto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus