•  |
  •  |
  • END

Managua tuvo un costoso cierre de año con la fiesta orteguista gratuita que organizó el gobierno del Poder Ciudadano en saludo al 30 Aniversario de la Revolución, a la cual “invitaron” al afamado compositor e intérprete Marco Antonio Solís, quien se cotiza en el mercado internacional de la música hasta en 300 mil dólares por presentación.

El concierto realizado anoche, donde el artista dio lo mejor de su repertorio y con lo que cierra su gira por Latinoamérica, es la segunda edición de los lujosos cierres de año del gobierno del Daniel Ortega, criticado por diversos derroches de fondos públicos para beneficiar a familiares y a su partido, mientras distintas instituciones tuvieron problemas por falta de fondos al cierre de año.

En 2007 el invitado fue Carlos Vives, quien departió algunos momentos con el mandatario Ortega la tarde antes de su presentación en la Plaza de la Revolución, el 31 de diciembre de 2007, concierto al que llegó la familia presidencial poco antes de la medianoche y que lo observó desde el balcón de la antigua Casa Presidencial.

Hermetismo y justificaciones
Con “El Buki”, igual que con la primera despedida de año al ritmo de Vives, también organizada por el gobierno del poder ciudadano, hubo hermetismo para conocer los detalles, preparativos y los costos de la puesta en escena. Ante los cuestionamientos periodísticos por los gastos presidenciales de 2007, el contralor Luis Ángel Montenegro, justificó oficiosamente los actos por los que se cuestionó el uso de los recursos públicos por parte del Ejecutivo.

¿Cantó gratis Carlos Vives?, le consultó entonces EL NUEVO DIARIO, y Montenegro dijo: “No he dicho eso, lo que quiero decir es que existen otras fuentes de financiamiento de los diferentes eventos, no tuvo que haber sido necesariamente el Estado”. De esta manera justificó que no era de su competencia investigar acciones de privados. Hasta hoy la Contraloría General de la República no abrió investigaciones al respecto para conocer de dónde salió el dinero.

Estiman 100 mil sólo en honorarios del artista
Según el un artículo del periodista Alejandro Nogué, de El Mercurio de Valparaíso, de Chile, Marco Antonio Solís para sus presentaciones en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, cobró el equivalente a 300 mil dólares. Un precio considerado alto, por tener relación con los derechos de la transmisión televisiva.

En el caso de Nicaragua los promotores consultados prefirieron el anonimato, pero especulan que los honorarios del artista, mejor conocido como “El Buki Mayor”, pudieron rondar entre los 80 mil y los 100 mil dólares. Esta última cifra, convertida a moneda nacional, significa 2 millones de córdobas.

Aparte de los honorarios del artista, están los costos de los especialistas en el sonido, la colocación de la tarima, el pago de los guardias de seguridad privada y los sanitarios portátiles, sin meter la seguridad policial que dio cobertura al evento.

Aunque la actividad afectó a grandes negocios como Matrix, Star City, el bar Conchas Negras, el supermercado y el Hotel Hilton Princess, entre otros, también brindó lugar a un centenar de vendedores ambulantes que desde tempranas horas de la tarde se apostaron en las cercanías.

Honorarios confidenciales
La actividad realizada en la intersección de la Avenida Cardenal Miguel Obando, frente a las instalaciones del Hotel Hilton Princess, sobre la Carretera a Masaya, contó con la custodia de 103 agentes policiales, más 8 patrullas y 12 motos, para mantener el orden de los miles de asistentes. Hubo férrea vigilancia en la zona, donde las vías fueron cerradas, incomodando la libre circulación vehicular.

Según oficiales de la Dirección General de Bomberos, 70 de sus miembros estuvieron activos, asistiendo al público para lo cual dispusieron de 3 ambulancias.

En declaraciones de uno de los representantes de la productora “28 Producciones”, “El Buki” arribó en su avión privado en horas de la mañana a Managua, y fue recibido tanto por promotores como por personalidades de gobierno, a las cuales prefirieron no especificar.

Al preguntar sobre los honorarios del intérprete de “Si no te hubieras ido”, “Tu cárcel” y “Dónde estará mi primavera”, entre muchos otros éxitos, nos dijeron que eso era confidencial.