Fermín López
  •  |
  •  |
  • END

Decenas de personas de las comunidades indígenas se tomaron las principales vías de Puerto Cabezas, a la altura de los kilómetros 43 y 51, demandando que el gobierno los integre a los proyectos y les reconstruya las viviendas que fueron destruidas con el paso del huracán Félix.

Dos son los tranques, uno en la comunidad de Maniwasla y otro localizado en la vía que va de Puerto Cabezas a Waspam. Los protestantes demandan al gobierno el arreglo de sus viviendas y la integración al programa de bonos Hambre Cero, pues éste sólo ha beneficiado a los simpatizantes del Frente Sandinista, además demandan semillas y cocoteros, pues éste es el negocio de muchos y forma parte del consumo interno.

Por último exigen que se les entreguen las cocinas que el gobierno de Venezuela mandó a Nicaragua.

Los indígenas aseguran que éstas han sido tomadas por los candidatos sandinistas para hacer campaña por lo que consideran que si son proyectos de gobierno no tienen que estar envueltos en propagandas electorales.

Son despojados por mestizos
Por otro lado, también demandan el desalojo de los mestizos y colonos que han llegado a tomarse las tierras de los indígenas, los cuales poseen su propio sistema de gobierno y la ley 445 establece que dichas tierras están protegidas y que los miskitos no tienen derecho a tomarse estos terrenos.

Martin Ram, apodado “Comandante Tigre” y quien dirige los tranques, ha dado como prórroga este 31 de diciembre y advierte que si el gobierno no les da solución habrá derramamiento de sangre y no responden por lo que podría pasar, además indican que no quieren la presencia de las tropas antimotines, si no la situación se podría tornar violenta.