Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Costa Rica

Extraoficialmente trascendió en los medios de comunicación de Costa Rica, que el juez de Audiencia, Luis Diego Muñoz, de Cartago, elevó a juicio la acusación del fiscal Julián Martínez, por la muerte del nicaragüense Natividad Canda Mairena.

La parte acusadora por homicidio simple y omisión de deberes, señala a dos de los ocho policías que estuvieron el día en que dos perros rottweiler destrozaron a Canda, cuando éste ingresó ilegalmente a un taller en La Lima de Cartago, el pasado 9 de noviembre de 2005.

Asdrúbal Luna y Erick Sánchez son los efectivos, y su defensor, Kenneth Arce, al ser consultado por EL NUEVO DIARIO, dijo “que aún no sabía nada oficial”, pero que “era probable que lo elevaran a juicio”. “Hay que esperar mañana (jueves)”, comentó escuetamente.

En horas de la noche, se conoció que Muñoz remitió su sentencia en el complejo judicial de esa provincia, pero será hasta este jueves que se conozcan los pormenores de ella.

Por ello se desconoce si le dio pase a la querella presentada por el abogado de la madre de Natividad, Doña Juana Mairena. Luis Fernando Sáenz, en su acusación privada, acusa a 11 personas. Además de los 8 policías, al dueño del taller, de los perros y al guarda de seguridad que estaba el fatídico día.

Sin embargo, el defensor de los oficiales de la Fuerza Pública, la desestimó al señalar once errores de fondo en la querella, principalmente porque estima que no hubo intimación de sus defendidos, y que no se puede acusar de homicidio simple porque los policías no mataron a nadie.

Previo a la resolución del juez de la audiencia, Arce indicó que si se elevaba a juicio acudiría ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, porque valora que se están violentando los derechos de sus representados.

El pasado lunes se efectuó la audiencia preliminar, donde las partes expusieron sus pruebas y alegatos. De confirmarse la decisión de elevar a juicio la acusación, las partes deberán esperar a que las autoridades introduzcan en agenda el caso para darles una fecha donde nuevamente se verán.