•  |
  •  |
  • END

Puede ser un dato para Ripley: una madre dio a luz a un hijo en el Año Viejo y al otro en las primeras horas del Año Nuevo. Sí, con sus gemelos, la matagalpina Madaí Adalila González se dio el lujo de despedir 2008 y recibir 2009 a tambor batiente.

Mientras, en el Bertha Calderón no fue uno sino cuatro los bebés que vinieron a este mundo justo en la madrugada del primero de enero. Dos de ellos se encuentran en la sala de neonato, porque nacieron con bajo peso. Un dato interesante es que, como siempre, las madres solteras y jovencitas fueron las protagonistas.

El nene inesperado
Fue en el departamento de Matagalpa donde se registró un nacimiento peculiar: son gemelos, pero no nacieron a la vez. Uno de ellos nació faltando diez minutos para las doce de la noche del Año Viejo, y el otro a las tres y treinta minutos de la mañana, en pleno 2009.

Como en Managua, nadie llegó a darle regalos a los vástagos de Madaí Adalila. Ahí, la madre con su ternura y las enfermeras de turno con sus cuidados, le ofrecieron a las criaturas el necesario regalo del amor.

En el Bertha, Johana Castillo, de 16 años, fue la primera que ingresó a la sala de labor y parto, a la una y cuatro minutos de la mañana de este primero de enero, dando a luz un varón que pesó cinco libras y media y que quedó en observación.

Castillo expresó que es madre soltera, y que tuvo muchos problemas durante el embarazo, pues casi aborta dos veces, e ingresó al hospital porque sufrió una caída y tuvieron que cesarearla de emergencia. Además, dijo, “nadie se ha presentado para darnos nada por ser las primeras madres de este año, ni siquiera mi familia”.

Contrario a lo hecho durante gobiernos de tendencias neoliberales, llamados ahora por la propaganda “oligárquicos”, el gobierno del Presidente Daniel Ortega no envió ningún tipo de presentes a estas madres, que con sorpresa por haber dado a luz en esta fecha esperaban al menos un pequeño apoyo del mandatario.

Los otros tres bebés son hijos de Jamileth Castro, de 16 años, Mireya Cisnado, cuyo niño obtuvo el mayor peso y fue el único parto por vía natural, y Marcia Maradiaga, de 23 años, a quien trasladaron desde Siuna, porque presentó complicaciones.

Mayoría son adolescentes
Por otro lado, Erick Bonilla, médico de turno, indicó que en las últimas veinticuatro horas ofrecieron 72 consultas y 46 ingresos, de los cuales entre la noche del 31 de diciembre y la madrugada de este primero de enero ya habían nacido 33 niños. Asimismo expresó su preocupación, porque “de cada cuatro internas dos son adolescentes. Queremos disminuir la tasa de natalidad en esa edad, pues, ya alcanza un 30%”.

Castillo y Maradiaga tendrán que esperar a que sus hijos sean dados de alta, lo cual será posible hasta que, según el doctor Bonilla, los bebés estén fuera de peligro.