Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno del presidente Daniel Ortega dejó sin efecto el descuento de un dólar con 30 centavos que desde mayo pasado se le aplicaba al galón de combustible, y desde la noche del pasado 31 de diciembre, los transportistas compran el galón de carburante más caro, pero aun así, a un precio mucho menor al que lo compraban antes de la huelga de mayo pasado.

La eliminación del descuento fue una decisión unilateral del gobierno y causó sorpresa y malestar en algunos transportistas, quienes reaccionaron violentos cuando en las gasolineras les comunicaron que las tarjetas de descuento que entregó Irtramma ya no tenían validez.

“Nos dimos cuenta cuando llegamos a las gasolineras a poner combustible”, aseguró Ernesto Díaz, directivo de la Unión de Cooperativas de Granada.

Jorge Vidal Real, Presidente de la Unión Región de Cooperativas, aseguró que la decisión del gobierno mantiene preocupados a los transportistas, sumado a ello, la apertura de un corredor entre Peñas Blancas, Granada y Managua, que beneficia a transportistas afines al gobierno, pone en la antesala nuevas protestas del sector.

Sin embargo, líderes de la Coordinadora Nacional de Transporte, confirmaron que la noticia no cayó por sorpresa, en tanto organizaciones de defensa de los consumidores presionaban desde hacía meses por la reducción en los costos del pasaje y el gobierno, a través del Ministerio de Transporte e Infraestructura, había hecho públicas varias propuestas, entre ellas la eliminación del subsidio o bien la reducción del pasaje hasta en un 15 por ciento.

“Se fue por la eliminación del subsidio”, comentó Vidal Almendarez, presidente de la Federación Nicaragüense de Cooperativas de Taxis, Fenicotaxis, quien señaló que “ya habíamos expresado que el gobierno tenía que decidir cuál de las dos cosas hacer, o mantenía la tarifa actual del pasaje o quitaba el subsidio”.

Sin afectación
Almendarez dijo que por ahora la eliminación del subsidio no registra una afectación en el sector transporte. “Los costos de operaciones se mantienen, no veo el inconveniente”, declaró el líder de los transportistas, para quien “los costos de operaciones nos permiten eliminar una de las dos cosas”, o el subsidio o la reducción de la tarifa.

En el mes de mayo pasado, cuando los transportistas protagonizaron una protesta que paralizó la actividad económica del país, entonces el galón de combustible era comprado por los empresarios del transporte entre 95 y 105 córdobas.

En los últimos meses, los precios de los combustibles sufrieron una reducción considerable, cotizándose el galón de gasolina casi en un 50 por ciento menos que a como se compraba en julio del año pasado, pero ese costo era aún mucho menor para los transportistas, quienes recibían el descuento de un dólar con 30 centavos, llegando a comprar el combustible hasta en 27 ó 28 córdobas el galón.

A pesar de esa reducción considerable, los usuarios continuaron pagando las mismas tarifas por el pasaje y en algunos casos hasta más caros, lo que generó protestas por parte del Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor.

Efecto dominó
Allan Vargas, Presidente del Movimiento Nacional de Taxistas, anunció para el martes próximo una asamblea con todas las cooperativas miembros del movimiento. “Vamos a evaluar el impacto que tiene esa medida”, afirmó.

Vargas reconoció que a pesar de la eliminación del descuento, los costos del combustible son bajos, pero señaló que existen otros elementos, como el aceite, que han incrementado hasta en un 30 por ciento su precio. “Tendríamos que trasladar el costo a la población”, aseguró Vargas, para quien se tendrá que revisar la tabla de costos de mantenimiento con el costó real que tendrá ahora el combustible y la tarifa normal que paga la población.

Argumentos gubernamentales
EL NUEVO DIARIO tuvo acceso a un documento del gobierno de Ortega, donde argumenta las razones de la eliminación del descuento. Supuestamente el comunicado sería hecho público a través de los medios de comunicación escritos el pasado 30 de diciembre para el conocimiento de los transportistas, pero no ocurrió así.

Según el comunicado, los precios actuales del mercado de los combustibles han sufrido una considerable reducción, producto de la situación mundial financiera y de las expectativas de dichos mercados para los próximos años, reducción que incluso fija el precio de los combustibles a niveles de precios solamente comparables con los existentes en septiembre de 2005.

La baja sostenida de los precios del petróleo y los pronósticos para 2009 indican la tendencia a mantenerse el abaratamiento, “hacen que varíen totalmente las causas que llevaron al Gobierno de la República a gestionar un descuento de un dólar con 30 centavos para el sector transporte público de pasajeros, lo que permitió la sostenibilidad del servicio a la población”.

A programa sociales
Según el comunicado, “el monto total de este subsidio será asignado a programas sociales de lucha contra la pobreza”.

Igual, establece que la medida se mantendrá mientras los precios de los combustibles diesel y gasolina se comporten en un nivel de precios que no igualen a los que dieron origen al descuento del mes de mayo.

El gobierno se comprometió a mantener los aportes y financiamientos directos de rubros como llantas, baterías y otros; y a no afectar el subsidio que mantiene para el transporte urbano de Managua, y garantiza la tarifa social de dos córdobas con 50 centavos.