Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El primer día del año inició con diversos hechos violentos, según los reportes de la Cruz Roja y la Dirección General de Bomberos, obteniéndose a nivel nacional un total de 10 personas fallecidas por diversos motivos.

Augusto Flores, oficial de turno de la Cruz Roja, señaló que el informe del primero de enero cuantificó 25 atenciones hasta las horas de la tarde, destacándose la muerte de cuatro personas.

Los fallecidos son Edgar Agustín Darse Arróliga, de 23 años, por herida de arma blanca en el tórax, hecho ocurrido de la iglesia Católica de Santa Ana, 1 cuadra al Este.

Los otros fallecidos son Marisol del Socorro Romero, 41 años, Norma Patricia Arróliga, 19 años y Rebeca del Socorro Donaire, de 33 años, fallecidas luego de ser heridas con arma de fuego durante los sucesos acaecidos en las Américas 2, detrás de la iglesia católica. Producto de ese mismo hecho atendieron a cinco personas que fueron trasladadas al Hospital Alemán Nicaragüense.

Otros fallecidos fueron Robin Antonio Murillo, 28 años, que murió por sumersión en la pileta de la hacienda El Callao, de la comunidad El Boquete, ubicada en el kilómetro 21 de Carretera Sur. También se conoció de la muerte violenta de una mujer en Rivas, otro fue un hombre identificado como Roberto, a quien le quitaron la vida de una pedrada en la cabeza, en el barrio Guadalupe, de la ciudad de León.

Accidente mortal
A esto se agrega el accidente en el empalme Chinandega-Corinto, donde la camioneta Nissan blanca, con placa salvadoreña P45415988, conducida por Raúl Roberto Bravo, impactó contra un carretón de caballo en el que viajaban siete personas, a las 4:40 de la mañana de ayer.

Como resultado del brutal encontronazo murió el adolescente Nelson Jonathan Meléndez Chávez, de 17 años, originario de Mateare. Las personas lesionadas fueron Gerald Picado, 14 años, José del Carmen Vargas, 33 años.

Miembros de la Cruz Roja de Chinandega trasladaron al Hospital España, de Chinandega, a los lesionados Guillermo Alexander Velásquez Medina, de 17 años; Félix Pedro Salazar Mairena, de 15; Jimmy Enrique Argeñal Ordóñez, de 25; José del Carmen Vargas Hernández, de igual edad, y Róger Antonio Téllez Almendarez, también de 25 años.

Otros fallecidos
Mientras tanto, en la comarca El Bote, Jinotega, se conoció de la muerte de Sergio Antonio Murillo Huete, de 20 años, por intervenir en una riña de tragos.

Finalmente, los informes señalan que Fátima del Rosario Velásquez Gómez, de 40 años, decidió terminar con su vida tomando pastillas para curar frijoles. Esto ocurrió en el barrio Buenos Aires, de Ticuantepe.

La Cruz Roja atendió a tres ciudadanos con heridas contusas, a cinco con heridas cortantes y a cinco con heridas cortopunzantes. Asimismo, socorrió una persona con fracturas, a 3 con traumas, a una con contusiones y a dos con excoriaciones.

Vigilancia en las playas
La Cruz Roja también prestó servicios de playa en Xiloá, Masachapa, Pochomil, El Trapiche y El Trapichito, dando cobertura con un total de 64 socorristas.

Éstos informaron que en Xiloá un niño presentó una herida en la rótula izquierda; Juan Rafael Escorcia, 19 años, fue atendido por mordedura de perro; Maritza Jarquín, de 20 años, por picadura de abejas; mientras Luisa del Carmen García presentó fractura en el tobillo izquierdo.

Niños quemados
A pesar de las medidas de seguridad recomendadas a los padres de familia por parte de las autoridades policiales, de bomberos y de la Cruz Roja durante las fiestas de fin de año se reportaron seis niños quemados atendidos en el Hospital Fernando Vélez Paiz, esto por el descuido de los tutores.

Los lesionados corresponden a los nombres de Norman Baltodano Gutiérrez, cinco años, atendido por quemaduras en el rostro cuando encendía una candela romana. Jonathan Rodríguez Chávez, dos años, que se quemó la cara cuando manipulaba un arbolito de pólvora.

También están internados en el hospital Marjeli Ortega y Yader Picado, con quemaduras en sus manos y abdomen. A ellos se agregan Elizabeth Ruiz Matamoros, de nueve años, a quien le explotó en su mano derecha un arbolito. Ella es originaria de Rivas.

Además nos encontramos a Passer Bordas Mercado, 10 años, cuya pierna izquierda resultó quemada cuando en la bolsa del pantalón le explotaron varios triquitraques. Este niño vive detrás del Mercado Mayoreo.

*Con la colaboración de Luis Alemán.