•  |
  •  |
  • END

La Policía Nacional remitió al Ministerio Público el informe policial sobre la masacre registrada al amanecer del primero de enero en Las Américas Dos, donde resultaran muertas tres mujeres y seis personas más lesionadas a balazos.

El comisionado Martín Solórzano, segundo jefe de la Policía del Distrito Seis, confirmó que en el informe la Policía señala como presunto responsable del hecho a Pablo Antonio Mora Romero, de 20 años, conocido con los sobrenombres de “Pelusa” y “Discípulo”.

Los otros involucrados en la masacre son: Norman Enrique Obando Meza, alias “Chele Panique”, y José Daniel Cuadra Somarriba. Solórzano detalló que según las investigaciones policiales y la declaración de testigos, se logró determinar que Mora Romero disparó su arma contra las personas que estaban en el lugar, mientras que Obando Meza fue quien disparó directamente contra Marisol Romero
Confirmó que en sus investigaciones la Policía logró la retención de al menos seis personas más, pero de ellas aún no se ha logrado establecer los “vínculos técnico-policiales”. De los tres que fueron puestos a la orden de la Fiscalía, “sí se confirmó su participación desde el punto de vista técnico-policial”, señaló Solórzano.

¿Dónde están las armas?
Solórzano señaló que la remisión del informe policial al Ministerio Público no indica que las investigaciones están cerradas, porque falta ubicar las armas usadas en la masacre. Detalló que en el lugar del crimen se ubicaron cuatro casquillos de escopeta calibre 12, y “sabemos que ese tipo de arma existió en la escena del crimen y la tratamos de ubicar”, señaló.

Para el jefe policial, la matanza de Las Américas Dos no significa que la criminalidad en la capital esté en aumento. “Fue un hecho aislado, no es parte del incremento delincuencial”, insistió.

Solórzano también dijo no temer que el crimen desate una cadena de violencia en busca de venganza. “Tenemos suficiente presencia policial y estamos haciendo un trabajo preventivo”, dijo. Reiteró que la muerte de las tres mujeres fue por un pleito callejero y no una acción de las pandillas juveniles.

“La gente quedó en medio de las balas, fue a la salida de una fiesta de fin de año”, afirmó el segundo jefe de la Policía del Distrito Seis. Detalló que las balas impactaron a Larry, la persona que comenzó el problema con los de La Ceiba, “pero las proyecciones del arma bañaron a toda la gente”.

Dejó claro que las pandillas no tienen nada que ver en el crimen. La mayoría de los participantes en la acción son adultos. “No son chavalos que pelean por novias, todos son mayores de edad”, indicó. Sin embargo, el jefe policial señaló que la Policía profundizará el trabajo preventivo con asuntos juveniles para ver cómo se puede rescatar a jóvenes que aún no son delincuentes.

Aclara supuesto allanamiento
Por otra parte, el comisionado Solórzano confirmó que el presunto allanamiento ejecutado por oficiales antinarcóticos en una vivienda ubicada en las cercanías del Hospital Alemán Nicaragüense, no fue otra cosa que una acción delictiva de elementos que se hicieron pasar como policías.

“No fue un trabajo policial ejecutado en el lugar, estamos ante un hecho delictivo”, dijo Solórzano, quien aclaró que en la acción no participaron patrullas policiales con pasamontañas.

Detalló que a la vivienda de la señora Justa Pastora González Díaz se presentaron cuatro hombres en dos vehículos vestidos de azul y con chalecos como los que usan los agentes antinarcóticos.

Ingresaron a la vivienda y se llevaron dos armas de fuego, 6 mil córdobas y prendas presuntamente de oro. “Dijeron que era un registro policial, un allanamiento nada más y luego se fueron”, indicó.