Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

La Unión Regional de Cooperativas del Sur señaló que la decisión gubernamental de suspender el descuento para el sector transporte “pone en jaque a todo el transporte nacional y lo ubica en el filo de nuevas protestas callejeras”.

Jorge Vidal Real, Presidente de la Unión Regional, confirmó que la eliminación del subsidio es el tiro de gracia a los transportistas de la región cuatro, sobre quienes pende la amenaza de una competencia desleal de afines al orteguismo que al amparo gubernamental pretenden abrir nuevas rutas, como la de Peñas Blancas, Granada y Managua.

“Con la metida de nuevas rutas, nos vienen a poner en jaque al transporte”, dijo Vidal Real, para quien se avizora un nuevo paro nacional que en las condiciones actuales podría sumar a otros sectores de la sociedad civil.

Pero Allan Vargas, Presidente del Movimiento Nacional de Taxistas, ve de otra forma las cosas y aunque reconoce que la suspensión traerá afectaciones piensa que es mejor esperar.

Dice que compran combustible caro
Vargas reconoció que por ahora los transportistas tendrán que reacomodarse con los gastos que implicará la compra de combustible más caro (¿?) y reiteró que los únicos afectados en un futuro serán los usuarios, quienes tendrá que pagar más, como consecuencia del “efecto dominó”.

Vidal Real aseguró que el gobierno lo que debió hacer era reducir la tarifa y no suspender el subsidio. “El problema es que la gente no tiene recursos económicos para viajar y la manera de beneficiarla era por la vía tarifaria”, aseguró.

Para Vidal Real, el único beneficiario será el gobierno, que ahora dispondrá de los 50 millones de dólares que “según el gobierno entregó en calidad de subsidio a los transportistas”.

Desde el l7 de mayo de 2008, el gobierno entregaba un dólar con 30 centavos de subsidio por cada galón de combustible a unos 25 taxistas, cerca de ocho mil buses y al transporte acuático. El Ministro de Transporte e Infraestructura, ingeniero Pablo Fernando Martínez, confirmó que ese subsidio significaba unos 50 millones de dólares.

A los taxistas de Managua se les permitía la compra subsidiada de cinco galones de combustible diario, regulada a través de una tarjeta inteligente, pero para los taxistas de los departamentos la compra de combustible era libre, eso mismo ocurría con los buses cuyos propietarios podían comprar la cantidad de combustible subsidiado que pudieran.

Para la semana próxima, organizaciones de transportistas han convocado a sus asociados a reuniones para evaluar la situación generada tras la suspensión del descuento. El Movimiento Nacional de Taxis llamó a una reunión de evaluación para el martes seis de enero.

La Coordinadora Nacional de Transporte también realizará una reunión la semana próxima de la que podrían surgir acciones de reacción ante la medida gubernamental.

Exigen registro nacional de concesiones
El presidente de la Unión Regional de Cooperativas del Sur, Jorge Vidal Real, demandó del gobierno la publicación del registro nacional de concesiones, tal y como lo obliga la Ley General de Transporte.

Según Vidal Real, el gobierno no quiere publicar ese registro porque no quiere que se haga pública la cantidad de funcionarios, oficiales del Ejército, Policía y Diputados que tienen concesiones y ocupan a testaferros como prestanombres.

“¿Cómo saben que gastaron 50 millones de dólares si no hay un registro de las concesiones?”, cuestionó Vidal Real, para quien ni el mismo gobierno tiene el control de la cantidad de unidades de buses y taxis que hay entre piratas, emergentes y que prestan el servicio de forma regular. “No quieren sacarlo porque ahí van a encontrar a los testaferros del sector transporte”, señaló.