•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |

El fallo de La Haya supuso un trancazo personal para Daniel Ortega por haber puesto en duda de forma hostil la soberanía de Colombia sobre San Andrés así como haber denunciado el Tratado Esguerra Bárcenas, informó  hoy en su sitio Web el diario colombiano El Tiempo.

Para el equipo del ministro de relaciones exteriores de Colombia,  Fernando Araújo, el dictamen es claro al quedar fuera de discusión la soberanía colombiana sobre San Andrés (775 kilómetros al noroeste de Colombia y a 220 kilómetros de la costa de Nicaragua).

La Corte Internacional de Justicia de La Haya señaló que la soberanía de Colombia sobre las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina quedó determinada por el tratado suscrito en 1928. Pero señaló que el tratado no determinó la soberanía de otras islas del archipiélago ni la frontera marítima.

Fernando Araújo dijo que ahora la Corte escuchará los alegatos de las dos partes para pronunciarse sobre el resto de los islotes que conforman el archipiélago. "Nicaragua pretendía que se le reconocieran derechos sobre una parte del territorio colombiano en el que nunca ha ejercido soberanía ni jurisdicción tal como se demostró en el proceso", destacó.

Fernando Araújo manifestó que en el mes de febrero los asesores jurídicos el Ministerio de Exteriores de Colombia se reunirán con miembros de la Corte Internacional de Justicia para estudiar los plazos y la presentación de alegatos sobre esa delimitación en el resto de los islotes.

Santos "limpia" a Ortega

Asimismo se felicitó por las declaraciones de su colega nicaragüense Samuel Santos, manifestando el deseo y buena voluntad del gobierno de Managua y descartando que fueran una amenaza las palabras de Daniel Ortega esta semana, diciendo que el ejército debía estar preparado por el tema de los islotes.

"Es muy conveniente que la Corte haya afirmado que el tratado del 28 es válido", dijo por su parte el ex presidente César Gaviria (1990-1994), miembro de la comisión asesora de relaciones exteriores. "Yo creo que hay que celebrar que la Corte haya reafirmado nuestra soberanía sobre San Andrés y Providencia", señaló a la cadena Caracol.

Con este fallo, continua destacando el diario colombiano,  Nicaragua sufre un revés fundamental en su posición ya que siempre pretendió que el Archipiélago de San Andrés le pertenecía y que el Tratado Esguerra-Bárcenas supuestamente era nulo e inválido. Primero, durante el gobierno del dictador Somoza y posteriormente con el triunfo de la revolución sandinista cuando -dando un paso más allá- pretendió desconocer y denunciar el tratado. Esa política fue seguida por los demás gobiernos hasta el momento actual.

Nicaragua pretendía que se le reconocieran derechos sobre una parte del territorio colombiano en la que nunca ha ejercido soberanía ni jurisdicción, tal como se demostró en el proceso y las audiencias realizadas en junio de este año. La Corte se declara competente para estudiar el asunto de la delimitación marítima y lo referente a la composición del resto del Archipiélago. La Corte escuchará los alegatos de fondo de Colombia para tomar una decisión final".