EFE
  •  |
  •  |

El vicepresidente de Colombia, Francisco Santos, valoró la decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en la que se declaró no competente para revisar la soberanía de un grupo de islas que reclama Nicaragua.

En unas breves declaraciones a la prensa tras entrevistarse con el legislador demócrata Eliot Engel (Nueva York) en el marco de su visita a Washington, Santos dijo que el fallo del alto tribunal demuestra la "validez del tratado" de 1928.

Según el vicepresidente, el próximo paso del Gobierno colombiano será "negociar los límites marítimos" con Nicaragua y "ponerse de acuerdo" con el Ejecutivo de Daniel Ortega.

La CIJ se declaró con jurisdicción para dirimir sobre la frontera marítima entre Colombia y Nicaragua en el mar Caribe, pero sin competencia sobre la soberanía de las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que ahora pertenecen al primer país.

En este contexto, el contencioso entre ambos países no incluirá la soberanía de las islas ya que la CIJ reconoció que el Tratado Esguerra-Bárcenas de 1928-30 estableció la soberanía de Bogotá sobre ellas.

Sí tratará otras cuestiones territoriales, como la soberanía de los cayos Roncador, Quitasueño y Serrana, regentada ahora por Colombia.

Ahora queda por establecer la extensión concreta del archipiélago de San Andrés y delimitar la frontera marítima y continental entre Nicaragua y Colombia, que Bogotá sostenía que pasaba por el meridiano 82.

Sin embargo, los jueces establecieron que ese meridiano fijó solamente en 1930 "el límite oeste del archipiélago de San Andrés".

Nicaragua elevó en 2001 ante la Corte el contencioso contra Colombia, basando su denuncia en el artículo 31 del "Pacto de Bogotá" de 1948, en el que esa ciudad y Managua se comprometieron a reconocer la competencia de la CIJ en la resolución de conflictos relacionados con el Derecho Internacional o la interpretación del Tratado.

Bogotá negó la existencia del problema, pues considera que la frontera entre los dos países quedó fijada en el tratado Esguerra-Bárcenas de 1928-30.