•  |
  •  |
  • END

Las operaciones militares israelíes por aire, mar y tierra contra las fuerzas de Hamas en la franja de Gaza ya han provocado más de 460 muertos y unos dos mil heridos en una ciudad densamente poblada, con un millón y medio de habitantes que se encuentran cercados en medio de las balas de ambos bandos.

Las operaciones terrestres fueron iniciadas la noche de este sábado tras una semana de ataques aéreos y marítimos contra posiciones de Hamas y contra la línea fronteriza para detonar miles de minas que colocó la organización palestina. Las autoridades del ministerio de Defensa de Israel habían dicho previamente que alrededor de 10.000 soldados se habían concentrado a lo largo de la frontera en días recientes.

De acuerdo con noticias de las Fuerzas Armadas israelíes, decenas de palestinos armados perecieron en las horas que siguieron a la ofensiva terrestre de envergadura lanzada por Israel contra Hamas en la franja de Gaza a inicios de la noche.

Según la Agencia de Prensa Francesa, desde Jerusalén, tropas israelíes en “gran cantidad” entraron el sábado en la franja de Gaza en una operación que durará “muchos días”, para “tomar” las zonas desde donde son lanzados cohetes contra su territorio, indicaron el ejército y el gobierno de Israel.

“Hace poco las fuerzas de defensa israelíes comenzaron a aplicar la segunda fase de la operación ‘Plomo endurecido’. Fuerzas terrestres comenzaron a desplegarse al interior de la franja de Gaza”, según un comunicado militar israelí.

“Un número importante de fuerzas participa en esta etapa de la operación, incluida la infantería, los tanques, el cuerpo de ingenieros militares, la artillería y la inteligencia, con el apoyo de la aviación, la marina, la agencia de seguridad israelí y otras agencias de seguridad”, según la misma fuente.

Los tanques israelíes abrieron fuego contra posiciones del movimiento islamista Hamas en el norte de la franja de Gaza, al iniciar su incursión en el territorio palestino. Hamas respondió con morteros, indicaron testigos a la AFP. Se informó de duelos de artillería pesada, en una expansión de la ofensiva israelí iniciada hace una semana contra los milicianos de Hamas, la organización que controla Gaza.

Primeras víctimas
Las emisoras de televisión locales difundieron imágenes de soldados marchando hacia Gaza luego del atardecer. Podían oírse enfrentamientos armados, luego de que las tropas cruzaron la frontera. Los israelíes recibieron también el respaldo de helicópteros artillados.

Un niño palestino murió y otros 11 fueron heridos por un obús disparado por un tanque israelí, convirtiéndose en las primeras víctimas de la ofensiva terrestre, dijeron testigos y fuentes médicas. En total, al menos 460 palestinos han muerto desde el inicio de la ofensiva militar israelí en Gaza hace una semana.

El obús de tanque cayó sobre una casa del barrio de Zeitun, en el este de la ciudad, precisó el director de los servicios de urgencia, el doctor Muawiya Hassanein. Otro disparo de obús israelí causó numerosos heridos en Beit Lahya, en el norte de Gaza, indicaron testigos y familiares de las víctimas.

Israel pagará “un alto precio” por su ofensiva terrestre, advirtió el brazo armado del movimiento islamista palestino Hamas, las Brigadas Ezzedine al Qasam, en un comunicado. La oficina del primer ministro israelí Ehud Olmert indicó que durante la operación terrestre Israel va a “tomar” en Gaza las zonas desde las que son lanzados cohetes contra el sur del Estado hebreo.

Israel preparado, dice Ministro de Defensa
La oficina del ministro de Defensa, Ehud Barak, indicó que Israel estaba movilizando el sábado en la noche a miles de reservistas en el marco de su ofensiva terrestre contra el Hamas en la franja de Gaza.

El propio ministro advirtió además que el Estado hebreo está preparado para toda eventualidad en su frontera norte con Líbano, en una velada advertencia al movimiento chiita libanés del Hezbolá. Su jefe, Hasan Nasrala, dijo este mismo sábado que Hamas y las otras facciones de “resistencia” palestinas debían infligir “el mayor número de pérdidas” al ejército israelí.

Según un comunicado, el ejército israelí amenazó a los habitantes de Gaza que ayuden a los “terroristas” de Hamas.

Testigos al interior de la franja de Gaza confirmaron que soldados israelíes entraron al territorio por el norte. Más temprano, Israel había bombardeado con su artillería la franja de Gaza por primera vez desde el lanzamiento hace una semana de su ofensiva contra Hamas.

Los disparos de la artillería israelí comenzaron a las 16H30 locales (14H30 GMT), y los principales blancos eran Beit Hanun y Jabaliya, en el norte de la franja, y el sector de Jan Yunes, en el sur.

En otro ataque anterior a la incursión terrestre de las tropas, al menos 16 palestinos murieron en una operación aérea contra una mezquita en la localidad de Jabaliya, en el norte de la franja de Gaza, informaron testigos y fuentes médicas. Las víctimas estaban en la mezquita Ibrahim al Maqadna a la hora de la oración, cuando la aviación israelí disparó contra el edificio, precisaron los testigos.

Otras cuatro personas murieron el sábado en la franja de Gaza por los ataques israelíes. Una de ellas, Mohamad al Jamal, jefe local de las brigadas Ezzedin al Qassam, era según el ejército israelí el responsable de los lanzamientos de cohetes en toda la ciudad de Gaza contra el sur de Israel.

La ofensiva israelí ha agravado la situación de los habitantes de este territorio ya superpoblado y pobre antes de la guerra. “La situación actual en Gaza es espantosa y faltan muchos víveres básicos”, declaró Christine van Nieuwenhuyse, representante del Programa Mundial de Alimentos (PMA) para los territorios palestinos.