Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Los 20 millones de dólares que el Banco Interamericano de Desarrollo aprobó en 2008 a Nicaragua, y que se perdieron por la falta de aprobación en la Asamblea Nacional, superan de manera individual las asignaciones de al menos doce instituciones públicas en el proyecto de Ley del Presupuesto General de la República 2009, aún sin aprobarse.

El 31 de diciembre de 2008, tras más de 60 días de impasse en la Asamblea Nacional por la crisis de gobernabilidad generada por las acusaciones de fraude electoral en los comicios del 9 de noviembre, se venció el plazo para aprobar el préstamo de 20 millones de dólares del BID, dados a 40 años de plazo con 0.25 por ciento de interés anual.

El dinero desaprovechado asciende a aproximadamente 400 millones de córdobas al tipo de cambio oficial del Banco Central de Nicaragua (19.85) y al tipo de cambio del mercado paralelo (20.05).

Comparaciones presupuestarias
Una revisión de EL NUEVO DIARIO a los presupuestos asignados a doce instituciones del Estado, y a al menos tres proyectos sociales estatales, permite constatar que la cantidad de dinero perdido con el BID supera los fondos asignados a instituciones de alto servicio social e inversión pública como atención a la familia, construcción de viviendas, préstamos para producción agropecuaria y hasta acceso de aguas potable y servidas.

En las propuestas del Ministerio de Hacienda a la Asamblea Nacional, hay instituciones como la Contraloría General de la República, encargada de velar por la transparencia de los recursos del Estado, cuyo presupuesto asignado es de 156 millones de córdobas para el año 2009, es decir el 39 por ciento del préstamo desaprovechado.

Incluso las propuestas de asignaciones para inversión pública a los gobiernos regionales de la RAAN y de la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) podían haber sido cubiertas por esos 20 millones de dólares que aprobó el BID y que la Asamblea Nacional no ratificó en 2008. De acuerdo con el proyecto de Ley de Presupuesto 2009, a la RAAN se le están asignando 220 millones de córdobas y a la RAAS 101 millones.

Otras instituciones cuyos presupuestos, al menos en el proyecto de ley de 2009, son menores a la cantidad de dinero no obtenido por la falta aprobación son las siguientes: Ministerio de Fomento, (366), Ministerio del Trabajo, (241), Ministerio del Ambiente (156), Intendencia de la Propiedad para el Proyecto de Ordenamiento de la Propiedad (85 millones), Ministerio de la Familia (236), Procuraduría General de la República (62 millones), Banco de Fomento a la Producción (50) y Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados (237).

Eso hubiese incluido la cobertura total, y más, del Instituto de la Vivienda Urbana y Rural, cuyo plan de inversión en la construcción de viviendas asciende a 15 millones de dólares para levantar al menos cinco mil viviendas a nivel nacional en 2009.