•  |
  •  |
  • END

La Iglesia Católica exhortó ayer a las autoridades del Consejo Supremo Electoral, CSE, a no incurrir en las mismas anomalías cometidas durante los comicios municipales del pasado 9 de noviembre, en las elecciones a realizarse el 18 de enero en siete municipios de la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN.

El padre Rolando Álvarez, vocero de la Curia Arzobispal de Managua, dijo que la Iglesia Católica y el pueblo de Nicaragua esperan que el proceso electoral en la RAAN se desarrolle en paz y que los resultados sean honestos, justos y transparentes.

En caso de un posible fraude electoral, Álvarez indicó que la población costeña ya está sobre advertida.

“Como Iglesia esperamos que todas las irregularidades que se dieron en las elecciones municipales del 9 de noviembre, no se cometan en la región atlántica”, subrayó.

Mismo mensaje: “No al fraude”
Álvarez recordó que antes y después de los comicios del 9 de noviembre emitieron tres comunicados y que el mensaje de la iglesia es el mismo para las elecciones en los siete municipios de la RAAN.

“Recuerdo que el primer comunicado que emitió Monseñor Leopoldo Brenes dos días antes de esas elecciones, dijo que cualquier falta de transparencia pondría en riesgo la paz en el país”, enfatizó Álvarez.

Al hacer el recuento de los mensajes, Álvarez resaltó la importancia de la observación nacional e internacional en un posible recuento de votos y que la Conferencia Episcopal de Nicaragua recomendó “agotar los recursos constitucionales, jurídicos y democráticos para resolver la crisis política”.

“Todos los comunicados tienen que ver con las elecciones en la Costa Atlántica para que no se cometan los mismos errores, porque ya estaría sobreadvertido tanto la autoridad pública (CSE) como la misma población sobre esta situación anómala”, expresó Álvarez.

El sacerdote se abstuvo de comentar las declaraciones del magistrado del CSE, Luis Benavides, quien considera que en las elecciones en la RAAN se cometerán las mismas irregularidades del 9 de noviembre de 2008.

“Los criterios de la iglesia son siempre los mismos, es decir, respetar el derecho a la vida y libre elección de candidatos públicos y el derecho a los ciudadanos a elegir libremente, a que se les respete el voto como algo sagrado y que los procesos electorales sean transparentes”, reiteró.

La verdadera pobreza
Por otra parte, el vocero de la Curia apuntó que el mensaje de la Iglesia para 2009 es acerca de la pobreza, sobre todo la pobreza humana. Dijo que el Papa Benedicto XVI aclara que la verdadera pobreza no es solo la pobreza material, sino la pobreza del hombre.

“La pobreza del hombre que cree que su grupo, su núcleo o su partido, es la conciencia de los demás. La pobreza del que lleva odio en su corazón y ataca con ira al adversario, que denigra al otro, ese es pobre también”, agregó Álvarez.

Manipuladores se imponen por la fuerza
El religioso lamentó que su mensaje acerca de la manipulación de los símbolos católicos en las rotondas de Managua, no haya calado entre quienes “colocaron malintencionadamente” en esos lugares, las imágenes de la Virgen María.

Según Álvarez, quienes manipularon el uso de los símbolos a través de los llamados “rezadores de la rotonda, “quieren imponer sus criterios a la fuerza”.