•  |
  •  |
  • END

Aunque las detenciones de nicaragüenses que pretenden ingresar ilegalmente a territorio costarricense es menor en relación a años anteriores, las autoridades ticas no se confían y reforzarán los controles por los llamados puntos “ciegos”, pues esperan que a partir de este lunes el grueso de los nicas con esas intenciones aumente.

En el período del 20 de diciembre de 2007 al 6 de enero de 2008, 12 mil 141 pinoleros fueron devueltos. Según informe de las autoridades, por Peñas Blancas regresaron 7 mil 241, de ellos; 5 mil 140 hombres y 2 mil 101 mujeres, mientras que por los Chiles devolvieron 4 mil 900; de los cuales 3 mil 220 eran hombres y 1 mil 680 mujeres.

600 personas devueltas diariamente
Las anteriores cifras indican que más de 600 nicaragüenses fueron rechazados por día, pero en el actual período (del 28 al 30 de diciembre 2008) sólo se reportan 506 rechazos, más otros 810 en los primero días de enero 2009.

Por ello oficiales de Migración de la zona fronteriza coinciden en que el ingreso de ilegales es menor al de años atrás, pero que no se fían por lo que están preparados por si el movimiento aumenta en los próximos días.

Indicaron que los retenes y operativos en las localidades de Las
Tablillas, Pavón, San Humberto, Boca de Arenal y Upala continuarán las 24 horas del día, hasta que la fase de retorno finalice.

Asimismo que la cobertura de patrullajes continuos de unos 30 kilómetros de frontera seguirán al igual que los operativos en carreteras y caminos adyacentes a la franja fronteriza, a fin de evitar que los nicaragüenses pretendan evadir los puestos habilitados para su ingreso legal.

Razones para los rechazos
En la mayoría de los rechazos (actuales) lo que ha prevalecido es que los paisanos quieren ingresar sin la debida visa, en caso de los no residentes, mientras que los residentes que intentan ingresar ilegalmente es porque viajaron sin pasaporte.

75 por ciento son mujeres
“Lo curioso es que el 75 por ciento de los inmigrantes rechazados son mujeres. Esto pone de manifiesto que cada día hay más madres nicaragüenses trabajando en Costa Rica. La mayoría de ellas son jefas de hogar”, declaró Francisco Castaing, Jefe de la Policía de Migración.

En comentarios anteriores el Director de Migración, Mario Zamora, expresó que el fenómeno de que muchos traen a sus familias completas o amigos sin cumplir con los requisitos de ingreso ha aumentado y que por eso en años anteriores se presentaron mayores rechazos.

En tanto, la ministra de Seguridad, Janina del Vecchio, luego de su visita a los puestos fronterizos de Peñas Blancas y Sapoá, coincidió en que el movimiento de ingreso de ilegales se ha visto reducido pero que “es muy prematuro asegurar que esa tendencia se mantendrá para los días venideros”.

“Coyotes” más controlados
Por otra parte, las autoridades ticas destacan que el radio de acción de los llamados “coyotes” y taxistas piratas que se dedican a pasar y transportar a los ilegales se ha reducido por los constantes operativos.

A pesar de esto no es raro encontrarlos y que le ofrezcan sus servicios. Los coyotes cobran entre 20 y 40 dólares por trasladarlos a suelo tico. Ya en Costa Rica, los taxistas piratas los esperan pues operan en redes, y estos por 50 a 100 dólares se encargan de transportarlos al interior del país.

Los reiterados llamados de las autoridades migratorias ticas se centran para que los nicaragüenses opten por viajar por la vía legal, ya que los que poseen algún estatus de residencia tienden a perderlo, además que se exponen a peligros innecesarios al quedar en manos de “coyotes” (delincuentes), quienes les pueden robar, dejarlos botados y hasta abusar de las mujeres.

Se espera que el reingreso de los miles de nicaragüenses que salieron de vacaciones aumente este lunes. En 2008, según datos del Director de Migración, Mario Zamora, el día que ingresaron más pinoleros, fue el domingo 7 de enero, al presentar “un pico” de 20 mil ingresos.


En la zona fronteriza de Los Chiles y Upala, es común que cientos
de nicaragüenses se bajen de las lanchas y se introduzcan por veredas a territorio tico. En otros casos, redes de “coyotes” y taxistas piratas se encargan de pasarlos y transportarlos.