• |
  • |
  • Edición Impresa

A 20 días de que sea ejecutada la sentencia de pena de muerte para el nicaragüense Bernardo Tercero en Houston, Estados Unidos, activistas de los derechos humanos en Nicaragua se expresaron a favor de que la condena le sea conmutada por la cadena perpetua.

“La pena de muerte de ninguna manera detiene la criminalidad, ni la violencia”, sostuvo la presidenta ejecutiva del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez de Escorcia.

Núñez, quien forma parte de un comité mundial contra la pena de muerte, dijo que aunque ella quiera que el caso de Tercero sea revisado por la justicia estadounidense, “hasta el momento lo único que hay son esperanzas”.

El Cenidh desde hace tres años ha realizado todo tipo de gestiones por salvar de la pena capital a Tercero, incluyendo el envío de una carta al papa Francisco, a través del cardenal Leopoldo Brenes.

CONTRA RELOJ

Por su parte, el secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, dijo que el peor inconveniente que se enfrenta para salvar de la pena capital a Tercero es el corto tiempo que hay para llegar a la fecha de ejecución.

“Faltando menos de tres semanas para llegar a la fecha de la ejecución (de Bernardo Tercero) por la vía de la inyección letal, el peor obstáculo para lograr el perdón es el tiempo”, sostuvo Carmona.

El activista de los derechos humanos señaló que la CPDH está a favor de la vida “porque la pena de muerte es una sanción muy severa”, agregando que la cadena perpetua sería un castigo ejemplar para Bernardo Tercero.

De la sentencia a muerte contra Bernardo Tercero por matar a un profesor en presencia de su hijo, en un robo frustrado en 1999, se tuvo noticia en Nicaragua por comunicación enviada al Cenidh por el activista de derechos humanos Peter Dellany, originario de Inglaterra.

OBAMA PUEDE ABOGAR

El procurador de Participación Ciudadana de la Procuraduría Para la Defensa de los Derechos Humanos (PPDH), Sixto Ulloa, confía que las autoridades estadounidenses atenderán los pedidos de clemencia hechos por el Gobierno de Nicaragua y la iglesia católica a favor de Tercero.

El reverendo Ulloa explicó que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, podría salvar de la pena capital a Tercero, haciendo uso del derecho que tiene de pedir clemencia una vez en el año para un sentenciado a muerte ante el gobernador de Texas.

26 DE AGOSTO es la fecha fijada para la ejecución del nicaragüense Bernardo Tercero, a través de la aplicación de una inyección letal.

Ulloa reveló que por Tercero también están intercediendo el Consejo Nacional de Iglesias y el Consejo Mundial de Iglesias (evangélicas) con sede en Estados Unidos e Inglaterra respectivamente.