•  |
  •  |
  • END

2008 cerró con 19 mil despidos sólo en el sector industrial de Zona Franca, y para enfrentar la crisis económica de este año, sindicalistas de la Confederación Sindical de Trabajadores “José Benito Escobar”, CST-JBE, piden al gobierno, a los políticos y a los empresarios un acuerdo nacional, la reactivación de la agroindustria y el control a los precios de la canasta básica, entre otras demandas.

“Hay una crisis a escala global, la situación de los trabajadores empeorará de forma dramática en el mundo entero, lo que conlleva una afectación directa en el caso de Nicaragua, como ocurrió el año pasado con la pérdida de puestos de trabajo sólo en el sector maquila”, asegura Luis Barbosa, representante de la CST-JBE.

Aunque recordó que hay empresarios interesados en invertir en Nicaragua, éstos aún no se han instalado, y estas 19 mil personas se mantienen en el desempleo, mientras, según el sindicalista, en Costa Rica el proyecto Matapalo despidió aproximadamente a 1 mil 800 nicaragüenses.


Dejar a un lado la politiquería
Por eso, señaló, están de acuerdo con los proyectos sociales del gobierno, así como el apoyo a la pequeña y mediana empresa, pero es tiempo --refiriéndose a todos los sectores involucrados-- de que se deje la politiquería a un lado para poder enfrentar la crisis y reducir la alta tasa de desempleo en el país.

La posición de la CST-JBE, ante esta crisis, es que dado el fracaso de las políticas del sistema neoliberal, respaldan las iniciativas de cambio económico como la planteada por la Alternativa Bolivariana de las Américas, mientras se renegocien los tratados de libre comercio suscritos por Nicaragua, entre ellos el Cafta, ya que no están respetando los parámetros establecidos, incluyendo lo especificado en materia de derechos laborales.

En el campo político, demandó que las fuerzas partidarias lleguen a acuerdos que beneficien a los nicaragüenses en general, además, a la Asamblea Nacional, que apruebe leyes pendientes en materia presupuestaria, de equidad fiscal, de proyectos de préstamos, inversiones, viviendas, carreteras, leyes de costas y ambientales.


Propuestas
Por tanto, piden al gobierno y a los empresarios un acuerdo para fortalecer el tripartismo que conlleve a un plan nacional de inversión en el sector agrario e industrial, estabilidad laboral, respeto a la legislación nacional e internacional en materia laboral, el mejoramiento de las condiciones laborales, económicas y sociales de los trabajadores del campo y de la ciudad.

Asimismo, exigieron a las autoridades incidir sobre la canasta básica para lograr un balance en el poder adquisitivo de los trabajadores, además de rechazar la propuesta de los empresarios de discutir el salario mínimo una vez al año.

También demandan una reforma tributaria progresiva que permita que todos paguemos impuestos de acuerdo con nuestros ingresos, elevando el techo de IR hasta los 120 mil córdobas anuales.

Por otra parte, piden al gobierno la instalación del Consejo Nacional del Trabajo, la participación sindical en el Consejo Nacional de Defensa de las Seguridad Social, en la Comisión Nacional de Zonas Francas y la instalación del Instituto de Fomento al Sindicalismo.


Empresas transitorias no solucionan
Miguel Ruiz, también representante de la CST-JBE, recalcó la necesidad de que el gobierno tome medidas, entre éstas, la necesidad de incentivar el sector agrícola, la agroindustria, el turismo y el ecoturismo, que generaría empleos estables, seguros, con mejores salarios, y que dejen valor agregado al país. Rechazando atenerse a empresas transitorias y de productividad “chatarra”, cuyas ganancias se fugan al exterior.

“Tripartidamente tenemos que llegar a un acuerdo de cómo sostener el empleo, mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y resolver las críticas de los empresarios en torno a lo que desarrolla la Corporación de Zona Franca, aduanas y DGI. Estamos abiertos a sentarnos a la mesa, para proteger el empleo y los derechos de los trabajadores”, expresó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus