Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

CARAZO
La tarde de este miércoles fue trágica para los miembros de una familia de San Marcos, Carazo, que llegó a la cantera Las Palmeras, propiedad de Joel Gutiérrez, ubicada en la carretera que conduce de Diriamba hacia La Boquita, con el objetivo de comprar y llevar ciento cincuenta piedras para continuar la construcción de su casita, pero lamentablemente fallecieron aplastados al caerles el pesado camión y las piedras.

Las víctimas fueron Guillermo Antonio Cerda, Josefa García y la niña Yaosca Cerda García. El único sobreviviente fue el conductor del camión, Mauricio González.

Leonel Gutiérrez, hijo del propietario de la cantera, expresó a END que “los señores entraron con un camión, facturaron un mil quinientos córdobas para pagar las piedras, y al dar la vuelta el conductor realizó una mala maniobra y se fue en el precipicio, cayéndoles las piedras que llevaban a las personas que iban adentro”.

Los miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos, filial Jinotepe, realizaron todas las acciones pertinentes para sacar los tres cadáveres que cayeron en el plantel de más de quince metros de profundidad, que es de donde se sacan las piedras, y trasladar al Hospital Santiago, de Jinotepe, al conductor del camión, que es el único que sobrevivió al tirarse de la pesada máquina.

Mientras tanto, Douglas Areas, médico forense, manifestó que “la causa de la muerte del señor fue por aplastamiento del cráneo más exposición de la masa encefálica, mientras que la señora y la niña fallecieron por trauma cráneo-encefálico”.

La Policía Nacional de Carazo, hasta el cierre de nuestra edición, dio a conocer que el propietario del camión rojo, placas CZ 2852 es el señor Marcos García, que lo alquiló para realizar el viaje.