•  |
  •  |
  • END

Corresponsal de Costa Rica
lmendoza@elnuevodiario.com.ni

El avance de las labores de rescate y socorro deja al descubierto la enorme tragedia que originó el terremoto de 6.2 grados en la escala Richter del pasado jueves en Costa Rica.

Conforme pasan los días y los cuerpos de socorro llegan a las áreas afectadas, lo que se temía se hace realidad: las muertes aumentan.

Hasta en horas de la tarde de este sábado, la Cruz Roja Costarricense reportaba, preliminarmente, que la cantidad de víctimas fatales producto del terremoto creció a 27. Informaron a los medios de comunicación la recuperación de otros 13 cuerpos.

Hasta este sábado, en horas de la mañana, sólo se reportaban 14 muertes directas y una indirecta, sin embargo la benemérita entidad confirmó la extracción de más cadáveres.


Más nicaragüenses entre víctimas
En total, se indica que son 27 las muertes directas, cantidad que tiende a seguir aumentando en vista de que hay reportes oficiales de más de 50 desaparecidos.

A pesar de estos datos, los medios de comunicación costarricense y agencias de prensa internacionales sólo informaban de la muerte de 20 personas, cifra que es tentativa, aclararon, porque se conoce del rescate de varios cadáveres más.

Entre ellos podría estar otra víctima nicaragüense, Carmen García. Ella era la esposa de Miguel Arteta Montoya (tercer nica reportado como muerto). Juntos vendían souvenires a los turistas que llegaban a la Catarata de la Paz, en Alajuela.

Su hija, Mayra Arteta, reportó a EL NUEVO DIARIO su desaparición este viernes. Entre llanto y zozobra indicó que son originarios de Nueva Guinea, en la Zona 5. En ese instante no sabía que el cadáver su papá era rescatado, quedando pendiente por aparecer su mamá.

Ella, junto a unos 45 nicaragüenses, permanecía en un albergue improvisado en Laguna de Fraijanes de Alajuela, zona que fue muy devastada por el terremoto.

Actualmente cerca de 2 mil pobladores continúan en albergues habilitados para la emergencia, lugares a los cuales la Comisión Nacional de Emergencia y otras entidades están llevando ayuda de primera necesidad.

Se indicó que todavía más de 800 personas están aisladas, pero están recibiendo asistencia médica y alimentos, mientras las llegan a trasladar a lugares más seguros. También se contabilizan al menos 91 heridos, 38 de ellos de gravedad.


Más de 15 millones de dólares en pérdidas
Las necesidades son muchas, sin embargo, la zozobra por el paradero de decenas de pobladoras es lo que más apremia, pues se teme que se traduzca en más víctimas fatales.

Este sábado en muchas comunidades no se había restablecido el suministro de agua potable ni de energía, pero la ayuda gubernamental sí ha llegado en vista de que casi en su totalidad se han habilitado todos los accesos que fueron obstaculizados por los derrumbes provocados por el sismo.

Asimismo conforme van pasando los días los daños y las pérdidas van en aumento. Inicialmente la ministra de Transporte, Karla Hernández, dijo que las pérdidas en infraestructura vial, sin incluir los daños al sistema de agua potable, sobrepasan los 15 millones de dólares.

El gobierno ha habilitado centros de acopio de ayuda para que la población lleve sus donaciones, principalmente aceite, manteca, azúcar, sal, café, cobijas, 'sleeping bags' (sacos de dormir), almohadas, entre otros artículos.


Inminente decreto de emergencia nacional
Se espera que muy pronto el presidente Oscar Arias decrete emergencia nacional a fin que la ayuda a los afectados llegue con más rapidez y que los desembolsos para la reparación de la infraestructura salgan sin mucha traba.

“Apelo a los clubes de Leones, clubes Rotarios y todos los existentes que tienen ese espíritu... para que demuestren su solidaridad. Hay muchos costarricenses pasando momentos muy duros”, declaró mientras inauguraba el centro de acopio en casa presidencial.

Asimismo, el país ha empezado a recibir ayuda de otras naciones. Tal es el caso de Estados Unidos y Colombia, quienes enviaron medios aéreos para colaborar en la búsqueda y salvamento de personas que aún permanecen aisladas o que están desaparecidas. También el gobierno estadounidense destinó 50 mil dólares para las operaciones de búsqueda y traslado de los afectados.

EU envió cuatro helicópteros, tres Black, así como treintena de soldados, entre ellos varios doctores. Estos medios y otros que el gobierno ha puesto para la emergencia, han permitido trasladar a cientos de pobladores
y ha permitido la atención a otros tantos en sectores donde el acceso es difícil.

A la par de la asistencia a los pobladores locales, también estos medios han permitido sacar a cientos de turistas que se quedaron atrapados en los sitios turísticos que visitaban.