Mauricio Miranda
  •  |
  •  |
  • END

El Gabinete Económico está trabajando a puertas cerradas en las oficinas del Banco Central en un plan de medidas económicas para enfrentar el año 2009, por orientación directa del presidente Daniel Ortega Saavedra, reveló el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales.

El titular del BCN confirmó que el Ejecutivo está trabajando en los movimientos económicos, pero no quiso brindar ningún adelanto. Únicamente señaló que los temas fundamentales son la inversión, el empleo y la producción.

Según Rosales, se espera que este lunes esté preparada una “aproximación” de lo que será la propuesta orientada por Ortega para “enfrentar el año”.


Reina preocupación
Este viernes quedó en evidencia la preocupación del gobierno por la situación del país, cuando el asesor presidencial para asuntos económicos, Bayardo Arce Castaño, reconoció que las expectativas de recaudación “no se van a alcanzar”, y admitió que el Presupuesto General de la República enviado a la Asamblea por el mismo Ejecutivo para ejecutarse en 2009, así como las expectativas de crecimiento económico no son “sostenibles”.

Según el mismo presupuesto 2009, Nicaragua recibiría un ingreso de 28 mil millones de córdobas, pero efectuará egresos por el orden de los 33 mil millones de córdobas.

“Es el gabinete económico encargado de hacer esto. Ahorita estamos trabajando aquí en el Banco Central, y mañana (hoy) vamos a trabajar todavía”, comentó Rosales brevemente vía telefónica. “Este lunes, probablemente ya tengamos alguna aproximación”, añadió.

EL NUEVO DIARIO conoció que José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), está encargado de recoger las propuestas de los diferentes sectores empresariales, las cuales serán presentadas al gobierno esta semana, en búsqueda de una solución conjunta. Aguerri no estuvo disponible en su teléfono móvil.


Se incorporan medidas de Ortega
Rosales comentó la existencia de “medidas” creadas por el mismo Ortega que “se están incorporando” a este plan especial, pero no dio mayores detalles.

“El planteamiento del Presidente fue que se presentara una propuesta para enfrentar la crisis del año. Nosotros la veníamos trabajando desde hace rato, y el lunes 6 se produjo la primera reunión positiva de parte del gabinete”, afirmó el titular del BCN.

Rosales destacó que este plan será “la manera de enfrentar el año”. “Vos sabés que al inicio de cada año se hacen los ajustes correspondientes, y estamos tomando en cuenta la crisis general internacional, y la crisis particular en Nicaragua”, dijo.

Sin embargo, mantuvo su hermetismo sobre este plan, el primero en muchos meses que se realiza desde el seno de Presidencia, a pesar de los reiterados anuncios de varios sectores sobre la situación económica real. “No quiero adelantar nada, sería poco ético. Primero tenemos que discutirlo”, concluyó Antenor Rosales.

La disponibilidad de recursos con que contaba el gobierno sufrió un sensible revés con el retiro de la cooperación internacional vía apoyo presupuestario para los años 2008 y 2009, luego que el presidente Daniel Ortega no atendiera los reclamos de los países de la comunidad donante, especialmente de la Unión Europea, por las denuncias de fraude en las pasadas elecciones municipales.

Al cierre del año pasado se confirmó que los cooperantes decidieron no desembolsar más de 135 millones de dólares para Nicaragua, ante la falta de gobernabilidad en el país, y las irregularidades detectadas en el proceso electoral donde el Frente Sandinista se alzó con la victoria en 105 alcaldías, incluyendo Managua.


Vitalizar sectores productivos
Lucy Valenty, Presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur), instó al gobierno a darle vitalidad a sectores que produzcan divisas frescas en el corto y mediano plazo, como el turismo, para cubrir las brechas que ahora enfrenta por el retiro de la cooperación.

“Se tiene que apoyar a los sectores que generen los ingresos más rápido, y utilizarlos para llenar esos vacíos”, indicó.

Valenty dijo que priorizar los intereses “partidarios” y “personales”, en vez de aplicar una estrategia de nación para resolver la crisis económica, le ha costado al país la pérdida de oportunidades de desarrollo, lo cual amenaza con empeorar la estabilidad financiera en Nicaragua.

“Tiene que haber tolerancia y flexibilidad para poner en práctica todo esto”, dijo Valenty a EL NUEVO DIARIO.

Este plan económico que prepara el Ejecutivo a puerta cerrada en las oficinas del Banco Central, ocurre mientras se confirmaba la segunda alza consecutiva de combustibles en todo el país, tras un descenso continuo que duró varios meses.