•  |
  •  |
  • END

Debido a la forma irregular como el CSE ha venido tratando la toma de posesión de las nuevas autoridades municipales, el Concejo de Managua fue obligado ayer a sesionar en cumplimiento a lo establecido por la ley que manda al Concejo saliente llevar a cabo su última sesión 72 horas antes de que sean juramentadas las nuevas autoridades.

Así lo manifestó ayer el alcalde Dionisio Marenco, quien originalmente tenía previsto llevar a cabo la sesión de ayer este 14 de enero, ya que le habían informado que la promesa de ley iba a ser el 20 de enero, pero este fin de semana le cambiaron la fecha.

“No teníamos otra alternativa que sesionar hoy (ayer)”, dijo Marenco, quien señaló que las autoridades electorales tienen previsto tomarles la promesa de ley a todos los alcaldes, vicealcaldes y concejales sandinistas de todo el país en una ceremonia que tendrá lugar este 14 de enero en la Plaza de la Revolución.

Recordó que cuando él asumió la jefatura del gobierno municipal -–hace cuatro años-- la ceremonia de toma de posesión se hizo por departamento. Recuerda que la de Managua se llevó a cabo en el Hotel Intercontinental e inmediatamente “nos venimos para acá –-al auditorio “Miguel Larreynaga” de la comuna--, donde se llevó a cabo la primera sesión”.


Se va “con las manos limpias”

En la sesión de ayer el edil presentó ante los concejales un informe trimestral, otro correspondiente a 2008, así como las memorias de traspaso y de gestión que previamente fueron aprobadas por unanimidad por el Concejo en pleno. Con lo materializado ayer, Marenco ya no tendrá oportunidad de entregar en sesión la documentación a las autoridades edilicias que le sucederán.

Dijo que en sus informes aparecen reflejadas las auditorías que ha hecho la Contraloría General de la República a tres años y medio de su período municipal, y dijo que nunca, ni cuando fue el Distrito Nacional en tiempos de Somoza, ni cuando estaba bajo la égida de la Junta de Reconstrucción de Managua, “se había auditado una alcaldía y había salido sin ninguna salvedad”.

También los informes reflejan la realización de 100 auditorías individuales que le hicieron a Marenco en su gestión como jefe de la gobernatura capitalina.


Memoria de traspaso
La memoria de traspaso del edil -–aprobada por el Concejo-- relata una gran cantidad de información para su sucesor, documento que está abierto para que lo revise cualquier concejal, partido político, periodista, la Contraloría General de la República, Ética y Transparencia y cualquiera que lo quiera ver.

La memoria fue elaborada conforme lo establecido por los artículos 56 y 57 del decreto 52-97, Reglamento de la Ley de Municipios y sus reformas, así como el decreto 34200 y el 482000 del 26 de abril del año 2000.

Abarca toda la información de 2005 a 2008, los valores, bienes, registros y toda la documentación para los funcionarios de la nueva administración municipal. La memoria contiene un resumen ejecutivo que sintetiza los aspectos relacionados con 20 guías de documentos.

Como nadie de la nueva administración edilicia se presentó a la sesión, a Marenco lo que le queda es entregarle a su sucesor las llaves de las oficinas donde laboró por cuatro años como jefe del gobierno de los managuas.