•  |
  •  |
  • END

Entre sollozos y remembranzas de su ejemplar existencia, los familiares, amistades y ex compañeros de trabajo se reunieron para darle el último adiós al maestro de maestros, profesor Julio César Sandoval, quien tras 50 años de carrera deja un vacío en la enseñanza de la cultura general en niños y jóvenes, así como en el ejercicio de la radiodifusión nicaragüense.

Según Andrea García Sandoval, nieta del profesor, en sus momentos finales de vida, éste lamentaba no poder seguir con su programa “La Liga del Saber”, con el que contribuyó a promover la competitividad sana en la educación, además de reforzar los conocimientos de los participantes y de las personas que desde sus hogares disfrutaban del mismo.

Varias generaciones recordarán a “El pollito intelectual” y “La Liga del Saber” como programas guías en la enseñanza juvenil. El último proyecto en el que estuvo trabajando, fue en un programa corto llamado “Somos seres sociables”, que consistía en un monólogo donde reflexionaba sobre diversos temas actuales.

Frases que adquirieron renombre
“¡Correcto! y ¡Contestación de grupo!”, son frases que ya no oiremos más en la voz del profesor Sandoval, pero su legado como educador y como director de arte de la Radio Mundial, Catedral de la Radiodifusión Nicaragüense, continuará vigente en nuestra sociedad, una sociedad que según decía el profesor, “la única manera de que progrese, es educándola”.

Martha Cansino, actriz de la Radio Mundial y primera esposa del profesor, con quien procreó cuatro hijos, le agradece a éste por introducirla al mundo de la radiodifusión. “Él fue un profesor nato, siempre dedicado a enseñar y comprometido con la juventud, de quien decía que nunca debería ser esclava de la ignorancia”, expresó Cansino.

El profesor estudió para sacerdote en el seminario de los salesianos de Granada, donde se destacó y fue promovido para el colegio salesiano de El Salvador. Allí se dedicó a conocer sobre los filósofos y la lengua castellana. “Mi padre era toda una enciclopedia de la lengua hispana”, afirmó orgullosamente Julio César Cansino, hijo mayor del profesor.

“Nos abandonó un pilar de la educación, un pilar fundador de la radio, y sobre todo un excelente ser humano, que se preocupaba para que la gente de nuestro país se preparara de forma completa, y no a medias... para que todos hiciéramos buen uso del lenguaje y acabar con deficiencias en la comunicación”, indicó el artista Otto de la Rocha.

El sueño de la escuela
A sus 88 años, una enfermedad terminal le arrebató la vida y con esto se esfumó la posibilidad de hacer realidad su sueño: fundar una escuela de radiodifusión, de la cual esperaba que salieran locutores bien formados, así como narradores, actores y escritores, haciendo resurgir de esta forma la radio nicaragüense.

El sepelio se realizó a las cuatro de la tarde en el Cementerio Oriental, donde asistieron personalidades de la radio y del periodismo, como Mario Fulvio Espinoza, Manuel Espinoza Enríquez y Otto de la Rocha.

Será recordado en los colegios
El magisterio nacional se encuentra conmovido por el deceso del profesor Julio César Sandoval, y para homenajear a este maestro de generaciones, el Ministerio de Educación decidió crear un programa de estudio para elevar la calidad, basado en la forma de enseñar del profesor Sandoval.

“‘El pollito intelectual’ se realizará en todas las escuelas de primaria y ‘La liga del Saber’ en la secundaria, esto con el fin de recordar a este insigne maestro”, dijo el titular de Educación.

Funcionarios de esta institución, maestros y alumnos, dedicaron un minuto de silencio por el profesor Sandoval. “Este proyecto se pretendía iniciar en febrero, como homenaje en vida, sin embargo, la muerte de este ser querido se adelantó”, dijo el Ministro de Educación.