•  |
  •  |

Douglas Alemán, de la bancada sandinista, sostuvo que los votos de su partido ya están confirmados para aprobar el anteproyecto de Ley Moratoria, por el cual el Movimiento "No pago" levantó un plantón en San benito". El diputado sandinista aconseja al movimiento ejercer presión entre los diputados de las otras bancadas para que la legislación avance lo antes posible.

Al término de una reunión entre los diputados sandinistas y el movimiento, Francisco Omar González Vílchez, ex alcalde sandinista de Jalapa y quien preside la organización “No pago”, manifestó que el plantón en San Benito permanecerá, pero sin tranques. González Vílchez aseguró que conformarán una comisión, incluyendo a los diputados de los diferentes partidos del norte del país, para tratar de incidir desde su zona y evitar la violencia.

Aunque el líder del movimiento no consiguió reunirse con representantes de Asomif, afirmó que buscarán otro tipo de acceso para abordar el tema de los embargos y juicios impuestos a los deudores.

138 detenidos
Esta tarde, los tranques y la violencia en la Carretera Panamericana provocó la detención de 138 personas, entre comerciantes, productores y asalariados. Tanto representantes de la Red de Defensa como del Cenidh se han presentado a la marcha en apoyo a los protestantes.  No obstante, Gonzalo Carrión, director del Cenidh ha invitado a los protestantes a luchar con orden y evitar la violencia.

¿Dónde están los productores? ¿A quién le tienen miendo? ¿Al banco o la policía? Al banco... Son algunas de las consignas  de los protestantes que han puesto tranques desde la seis de la mañana en la carretera Panamericana Norte, obstaculizando el flujo vehicular.

"El gobierno sandinista no volverá a ganar una elección por estar de parte de las financieras y no de los producotres", sostuvo Domingo García, uno de los manifestantes de Río Blanco. Otros protestantes permanecen alterados por la intervención de la Policía, quien según ellos, ha sido enviada por el Gobierno para no responder de forma directa a sus demandas.

Unos 200 policías antimotines lanzaron bombas lacrimógenas, dispararon balas de hule, pero no han logrado desbloquear la carretera. Los productores responden lanzando piedras, palos y hasta con disparos de bala. Elementos de la Cruz Roja nicaragüense auxiliaron a mujeres y niños que viven en la zona y que resultaron afectados por los gases.

Los productores y comerciantes agrícolas, están pidiendo al gobierno que se apruebe una Ley de Moratoria, que suspende los privilegios bancarios y las disposiciones para las acciones ejecutivas contra los usuarios de los servicios financieros. Entre las propuestas legales está suspender de forma definitiva los embargos y desalojos de bienes muebles e inmuebles, entre otros.